miércoles, 9 de noviembre de 2016

CONVOCATORIA JUEVERA, JUEVES 10 DE NOVIEMBRE. ESTE JUEVES NOS INVITA A VOLVER A SER NIÑOS LA AMIGA MARÍA JOSE MORENO DESDE SU BLOG LUGAR DE ENCUENTRO EL TEMA PROPUESTO: LA NIÑEZ



DUELOS DE VOCES


-      Pues ahora llamo a mi amiga la bruja y ya verás que te ara.

Eran nuestros duelos de voces, las mañanas en las que no había colegio me mantenía un buen rato en la cama que compartía con Mari, en la habitación contigua dormía Víctor mi hermano seis años mayor que yo. Cuando me despertaba Mari ya había marchado a ayudar a mama en las tareas de la casa, yo gritaba:

-      - Víctor!- ante su silencio yo continuaba- mira que hoy ha venido mi amiga la bruja….

Era un juego que había aprendido de él, supongo que se inició en el momento en que Víctor pudo por fin dejar su dormitorio en la planta baja y subir a dormir en una habitación contigua a la nuestra. En aquellos días fríos en los que nos manteníamos en la cama hasta que el fuego calentaba la cocina ni Víctor ni yo nos dejábamos vencer por el aburrimiento, así se iniciaron aquellos duelos en los que personajes imaginarios nos venían a visitar. La bruja, el lobo…los personajes malvados de los cuentos pasaban a ser nuestros amigos y protectores. 

Un día a través de Víctor apareció un nuevo personaje que ocupo con creces el lugar de los otros: el julimutis. Yo no sabía quién era ni que forma poseía este personaje singular, solo conocía su voz cascada que en poco tiempo también salía de mí, ya que como era lógico en julimutis también paso a ser mi amigo. A veces cuando yo mantenía una larga conversación con mi amigo imaginario, aparecía Víctor en la puerta observándome.

-      - Ves cómo es mentira, como te lo inventas, eres tu quien haces las voces.

-      - Que si, que es verdad – respondía yo de forma rápida- lo que pasa es que el julimutis acaba de marchar.

A veces nuestros duelos a voces acababan mal, con gritos y discusiones, en esos momentos aparecía mama y entonces quien salía peor parado era Víctor. En la familia regia la ley “del más mayor” cuando había peleas entre los pequeños, casi siempre era el más mayor en edad el que recibía.

Víctor era mi ídolo, mi hermano mayor. Todo lo que él hacía era para mí envidiable, mi adoración por él se basaba en lo que representaba siendo un niño totalmente diferente a mí. Víctor era tranquilo, le encantaba leer, era tímido y reservado en muchos aspectos su mundo era un mundo aparte en el que pocas veces entrabamos Mari y yo. No obstante su edad, mostraba una paciencia infinita conmigo, su hacer pausado, su tranquilidad  y su alto nivel de responsabilidad hacían que mi madre tuviera una gran confianza en el.

Al lado de mi hermano siempre me sentí protegida


Claro que las cosas no hubieran sido lo mismo sin nuestra hermana mayor.


12 comentarios:

  1. Cuanta importancia tenían los hermanos en un tiempo de juegos personales, nos defendían o nos enseñaban trucos, y nos ayudaban con los deberes. Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Vaya joya de texto, sinceramente. Con los hermanos también tenemos un montón de historias, historias que en muchas ocasiones compartimos de esta manera. Está genial. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Que tierno y bello relato , me has hecho recordar la infancia de juegos con los hermanos mayores , esos recuerdos siempre perduran en la mente de uno .Un abrazo muy fuerte .

    ResponderEliminar
  4. ¡Así que jugabais a hacer voces! Jajaja Que graciosos. Me encanta.

    Y lo de la ley del mayor es un poco cierto, como hermana mayor he recibido lo mío.

    ¡Un beso fuerte!

    ResponderEliminar
  5. Una de las cosas que mas añoro de mi infancia es la de no haber tenido ningún hermano con el que jugar, discutir, reír o llorar.
    Como no tenía hermano mayor o más pequeño, recibía lo justo, o lo que es igual: lo que merecía.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Tierno relato que demuestra que la imaginación te ha acompañado desde muy chiquita.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Que precioso relato de tu infancia. Los hermanos mayores son nuestro modelo a seguir, los mas queridos. Que original este personaje julimutis, vaya si tenian imaginacion.
    Beso

    ResponderEliminar
  9. Gratos momentos los que viviste en tu infancia. Esos juegos llenos de imaginación, seguro que fueron geniales.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Me ha gustado mucho ese recuerdo, esas justas de imaginación y finalmente, ese reflejo del cariño fraternal.
    Besos, amiga.

    ResponderEliminar
  11. Gracias por traernos tus recuerdos familiares y por esas entrañables fotografías .Gracias por participar. Un beso

    ResponderEliminar
  12. Cuánta imaginación, estábamos desbordados. Os he imaginado en ese duelo de voces y me ha divertido porque os veo felices.

    Un beso.

    ResponderEliminar