miércoles, 20 de abril de 2016

NUESTRO AMIGO DEMI DES DEL EL DEMIURGO DE HURLINGHAN NOS CONVOCA ESTE JUEVES A SEGUIR LAS AVENTURAS DE MARA LAIRA SU HEROINA VIRTUAL.


MARA LAIRA Y EL DRAGÓN


Aquel día parecía normal, aunque Mara Laira ya intuía que algo misterioso estaba a punto de suceder, lo notaba en su piel que a ratos se estiraba y parecía rasposa, también aunque hacía poco más de un mes que había empezado la primavera, sentía ráfagas de un calor inusual, sentía aquella calor que solo había sentido el día que estallo el microondas y se vio rodeada de fuego. A pesar de todo intento no darle demasiada importancia y se dirigió hacia la emisora esperando ser sorprendida por alguno de los oyentes de su programa “Es cierto aunque parezca irreal”.

 Al principio alguna de las llamadas no lograron sacarla de su ensimismamiento ya que eran sumamente aburridas, del tipo ese: “Estaba en la bañera y de golpe se volvió el agua morada” o “anoche todo el edificio se desprendió del suelo y empezó a volar” , vamos menudencias que ya estaban controladas. La tercera llamada fue la que la desconcertó, era como un enorme rugido que llego en forma de serpentina colorada y que le hizo desprenderse presurosa del auricular ya que este quedo al rojo vivo.




Curiosa miro el calendario, era el día 23 de abril, empezó a pensar dándole vueltas a esta fecha y de golpe lo recordó. Le vino a la mente una leyenda que hacía dos noches le explico la pequeña Cuara, en ella, se contaba que en la celebración del día de San Jordi en Cataluña, se festejaba la muerte de un dragón. La leyenda hablaba de un dragón que se dedicaba a devorar damiselas y que un día apareció un apuesto caballero (bueno eso de apuesto no se sabía ya que iba dentro de una armadura) quien lanza en mano entro en la cueva donde el susodicho dragón vivía y clavándole la lanza de forma certera le causó la muerte entre sangre y alaridos. La parte más bella de la leyenda es que de la sangre nació una rosa roja (Mara Laira no puede entender este capricho de los humanos de sacar algo bello de la muerte más cruel). Pues bien resulta que en Cataluña los enamorados, en el día de San Jordi (que es el caballero que mató al dragón) regalan una rosa roja a su enamorada y está a cambio le regala un libro a su amado (esta manía de las mujeres cultas de pensar que todos los hombres también lo son).

A Mara Laira le dio un ataque de ira cuando pensó en aquel pobre dragón gimiendo y desangrándose, así fue como entro en el acelerador de partículas y puso la marcha hacia el pasado, exactamente hacia la edad media. Cuando el aparato en cuestión dejo de dar vueltas, cayo de bruces y mareada en medio de una cueva húmeda y oscura.

-       -   Si yo viviera en este lugar – pensó Mara Laira – estaría tan aburrida que también me dedicaría a comer damiselas…..

Ante su ojos tenia al enorme dragón encogido ya que casi no cabía en la cueva, a la entrada de esta el caballero de la armadura, que no era ni tan hermoso ni tan grande. Sin dudarlo un instante Mara Laira se acercó en son de paz a San Jordi y le propuso llevarse al dragón con ella, en el siglo XXI ya era posible alimentarlo a base de concentrado de carne en pastillas y así vivirían tranquilas las damiselas.

-         - Pero es que si no mato el dragón – dijo San Jordi – nos cargamos de golpe una de las tradiciones más ancestrales de Cataluña….

-        -  No te preocupes que para eso también tengo la solución – dijo Mara Laira.

Se sacó de su bolsillo la minicomputadora de microclima y en un momento lleno la cueva de sucedáneo de sangre junto a moho verde de dragón. Así es como gracias al ingenio de Mara Laira los catalanes podemos seguir regalando libros y rosas.

En cuanto al dragón, solo puedo decir que Mara Laira sudó lo suyo para poder meterlo junto a ella en el acelerador de partículas, que hubo un error de cálculo ya que parece que las partículas de los seres de la edad media y las de los seres del futuro no son muy compatibles, así que ahora el dragón es ahora ese otro bichito que ya presente en otro escrito y al que yo junto a Mara Laira adoro, pero que a muchos amigos de blogs les hace poner los pelos de punta.



Mara Laira des de esta aventura ya no es la misma, esta harta de gastarse gran parte de su salario en cremas y otros potingues (ya sabéis todos que no es muy grande su economía) y es que eso de mezclar partículas de dragón con las suyas propias le han dejado un cutis correoso y una piel reseca y de color verde, nada que la cirugía estética no pueda arreglar, así que está muy ocupada ahorrando para pasar por el quirófano.


  * El día 23 de abril es una gran festividad en Cataluña, se celebra el día del libro y de la rosa, ciudades y pueblos se engalanan y las plazas se llenan de puestos de rosas y de flores. Esta tradición se basa en la leyenda de San Jordi ( San Jorge), yo nunca he soportado que el precio de nuestras rosas fuera la muerte de un dragón (animales a los que adoro) así es que hoy he tenido la oportunidad de vengarme……

FIESTA DE SANT JORDI EN BANYOLES, MI PEQUEÑA CIUDAD

FIESTA DE SANT JORDI EN GIRONA

FIESTA DE SANT JORDI EN LAS RAMBLAS DE BARCELONA


11 comentarios:

  1. Que bueno, has recuperado la leyenda de sant Jordi y la has unido a Mara, seguro que ella ahora pedirá la rosa ¿A quien le regalará el libro? Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Pero que idea tan brillante, cambiar la historia, salvando al dragón. Que en algunas culturas son muy respetados.
    ¿Así que comía damiselas de puro aburrido?
    Creo que eso se puede arreglar con una visita a una bruja amiga, una bruja gótica, o algunos calculos para usar de nuevo en el acelerador de particulas.
    Un honor para Mara relacionarla con una tradición.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado que hayas relacionado la leyenda de San Jordi, con Mara, y además, has tenido la oportunidad, como bien dice, Demiurgo, una idea brillante, la de vengarte, salvando al dragón, me gustó mucho tu idea, me encantó el final.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  4. Genial!!!! Tiene todo lo que me gusta en las historias...es sumamente divertida y dejas una parte de tus vivencias en ella al mostrarnos la tradición de San Jordi y el dragón.. Me ha encantado de principio a fin..
    Besototototes

    ResponderEliminar
  5. Buenos días, Molí:
    Muy cuidado en el detalle y rebosante en calidad tu relato, que me deja admirado por tu narrativa y preocupado por la curativa de Mara Laira.
    Feliz jueves, Molí.

    ResponderEliminar
  6. Muy bueno tu relato. Has sabido llevar a terreno de Mara Laira la leyenda de Sant Jordi. Y te ha quedado niquelado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. No creo que el conductor de esta semana pueda quejarse: una imaginación desbordante y y una gran calidad literaria en los relatos que llevo leídos ponen de manifiesto la popularidad de su personaje.
    Enhorabuena y un beso.

    ResponderEliminar
  8. Vaya!...cuánta originalidad en tu relato, con mucha maestría has unificado dos importantes cometidos: cumplir que el difícil reto de este jueves y a la vez, nos cuentas e ilustras los pormenores de esta especial fiesta allá por tu tierra. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  9. Muy original la idea de mezclar los doa mundos. Los caballeros en los cuentos siempre son apuestos, aunque luego en la realidad....
    ¡Que disfrutes de un feliz día de San Jordi!
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Mira, me ha gustado eso de poner a San Jorge ya que hoy es su día, en mi tierra es el patrón. Y su historia da para mucho. Algo más que tenemos en común.
    Feliz día del libro. Feliz San Jorge.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  11. Un relato fascinante, me ha encantado la ambientación y la trama en llevar a Mara Laira en el acelerador del pasado. Esa piza de humor añadida es genial, me la he imaginado forcejeando con el bendito Dragón para subirlo con ella. =) La leyenda de San Jordi es original, mira que regalar libros y rosas en el día de los enamorados es mucho mejor que chocolates y ositos de peluche. Las imágenes son preciosas.
    Saludos

    ResponderEliminar