jueves, 21 de julio de 2016

APORTACION JUEVERA DE ALICIA BARRAGAN


Tenía 9 años y veraneaba con mis padres y mi hermana en Moncada una pequeña población del Maresme.
En la foto que ilustra esta narración se ve me sosteniendo una copa. La gané bailando. Con mi aparato ortopédico y mi pareja de baile, mi padre.

La mirada de  los que me rodeaban y  la certeza de ser amada me daba alas. Ya no los tengo aquí conmigo, o tal vez  sí. A veces los siento, cuando mi alma está en calma.
 Entonces yo  era feliz. Y no me faltaba nada.




 MI SUEÑO

Mi sueño secreto, mi sueño imposible siempre fue bailar.

De todas las cosas que por mis limitaciones no he podido hacer, la que más he deseado es poder bailar. Sé que sé bailar.

Sé que soy aire y viento y agua. Sé que soy liviana como una pluma y que puedo elevarme como ella, mecida por la brisa. Me veo a mi misma girando y girando al compás de un vals, cubierta de gasas y tules, en el centro  de una  pista  suspendida en el espacio.

Yo danzo y danzo dando vueltas sin parar. No siento mis pies, tan solo al girar, el suave roce de mi vestido en mis piernas. Como la caricia suave de la pluma de un cisne.

Mi cuerpo es la cárcel  que  mantiene  aprisionada mi alma de bailarina. En mis sueños nunca me poso en la tierra, me  veo suspendida en el aire. Transportada por una fuerza misteriosa que mueve mis brazos y mis piernas.

Pero nada los sujeta, los brazos se extienden hacia el infinito y no hay nada bajo mis pies.


10 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Perdón. Se me ha ido el dedo y lo he eliminado. Lo repito.
    Sencillo que no simple, delicado, preciso y precioso. Mis felicitaciones Alicia.

    ResponderEliminar
  3. Tu escrito es dulce y muestra una delicadeza sublime. En cada frase estas diciendo tantas cosas!que siento que Danzo contigo. Sencillamente precioso, besos.

    ResponderEliminar
  4. Tu escrito es dulce y muestra una delicadeza sublime. En cada frase estas diciendo tantas cosas!que siento que Danzo contigo. Sencillamente precioso, besos.

    ResponderEliminar
  5. Bonito relato. Me ha recordado a un trozo de una comparsa de carnaval llanada "Los Válidos" que iban en silla de ruedas. Un trocito dice:

    "Coordinando movimientos,
    que la danza haga tu cuerpo libre.
    Y baila pa' que cuando caiga la luna salga el sol,
    que sea otra vez verde esperanza tu color,
    por eso baila,
    dejémonos llevar en volandas del amor.
    Baila y píntale dos coloretes a lo vivido
    que la sangre fluya como un remolino,
    por eso baila,
    porque otro día, otra escalera hemos subido"

    Te dejo el enlace por si quieres ojearlo.
    Un saludo.

    https://www.youtube.com/watch?v=Hp0GO622vZE

    ResponderEliminar
  6. Ya estoy lista con la aportación, compi.

    Besets als dos.

    ResponderEliminar
  7. A veces no nos sabemos poner en la piel de alguien con una discapacidad. Tu valentía se ve reflejada en la foto.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Esas alas, esa libertad sólo puede venir de un espíritu fuerte y sano. Nada puede impedirle que se hagan reales esos sueños.
    un beso enorme y me disculpo por no haberme podido sumar a tu convocatoria por falta de tiempo. Intentaré ir leyendo todos los textos.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Los sueños son importantes, pueden ser la motivación necesaria afrontar desafíos dificiles, para conseguir algo que se acerque a lo deseado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Hola; aunque tu cuerpo lo limite, el deseo y el sueño son lo suficiente poderosos para hacerlos realidad. Hubo un tiempo en que se negaba todo deseo... Ahora no. Ahora toca ser libro. Un abrazo.

    ResponderEliminar