jueves, 26 de enero de 2017

MOLI DEL CANYER O LA ARMONIA A TRAVES DE LA TIERRA


Alguna vez he referido que el nombre de este blog no era casual, que MOLI DEL CANYER es un lugar en mi mundo y que gracias a este lugar yo soy ahora la que soy después de muchos años luchando contra mis fantasmas. Esta experiencia sanadora para mí, demuestra que cuando el alma está enferma a veces la curación de esta, se basa simplemente en retornar a las raíces, en escuchar a la tierra y saber leer sobre ella todas les señales mágicas que día a día te muestra. Mis raíces, me hablan de un abuelo que vivió durante mucho tiempo al son de lo que marcaba la tierra, pero antes de mi abuelo estuvo su padre y el padre de su padre así hasta donde se pierde la memoria.


Volver a la tierra supone un compromiso con ella,  conlleva un respeto hacia ella y este respeto se basa en la observación continua y el aprendizaje, en no agredirla con productos que no han salido de la propia tierra, en este simple concepto se basa la agricultura biológica. Volver a la tierra es ayudarla en su recuperación después de años de agresiones, es saber qué es lo que te pide en un momento dado y saber dárselo, es considerar  su momento y vibrar admirando como la tierra sin más te torna todo aquello que tú le has dado y mucho más.

Desde el mes de marzo del 2011 hasta el verano del 2015, mi vida estuvo estrechamente ligada el fluir de MOLI DEL CANYER, de mi experiencia como agricultora ecológica tengo que decir que mi mayor logro estuvo en lo mucho que aprendí, la forma en como percibía todo mi alrededor cambio completamente ya que todos mis sentidos se alargaron más allá de lo previsible en los humanos urbanitas. Conocí la sutileza de muchos olores desconocidos, escuche el sonido de infinidad de insectos, el fluir suave del viento, la caída de los frutos o de las minúsculas gotas de agua preludio de una tormenta. Vi  una inmensidad de tonos y colores inimaginables en forma de nubes o de frutos. Sentí el sol del verano cayendo a peso sobre mi piel y como de agradable era una suave lluvia acallando el calor, també aprendí a soportar el frio intenso de los meses más fríos deseosa de regresar a casa a calentarme ante mi estufa de leña. Deguste sabores casi indescifrables que iban del picante intenso de la hoja de mostaza, al dulce sublime de la fresa mare du Bois.

Tengo que decir que este proyecto no hubiera sido posible sin el arduo trabajo de Josep, mi compañero de vida. A el le toco el trabajo más duro, aquel que a mí me era imposible de realizar a causa de mis limitaciones físicas. Josep fue quien adapto gran parte del huerto para que yo pudiera trabajar lo más cómoda posible, el fue quien dividió la tierra por bancales.  Gran parte del tiempo, yo trabajaba sentada en el suelo, esta perspectiva, me llevo a una relación más que estrecha con la tierra. Con el tiempo, aprendí a conocerla tan bien que su simple tacto me hablaba de su estado de salud y de la necesidad de nutrientes. Pocas cosas hay tan reconfortantes como sentir una tierra algo húmeda que resbala entre los dedos.


Trabajamos una extensión de unos 2.500 m2, demasiado para dos, enriquecimos el lugar con infinidad de plantas aromáticas y medicinales, conseguimos que regresaran un montón de insectos (fauna útil) inexistente en los huertos colindantes en los que no se escatimaban productos químicos y herbicidas, mantuvimos una lucha firme de concienciación (trabajo imposible) y de no permitir la contaminación de los lugares de uso común (riegos, zona de paso…). Redescubrimos y  semillas perdidas en el limbo del tiempo y con su expansión contribuimos a su recuperación……..Podría explicar miles de anécdotas, de momentos de felicidad sublime pero pienso que las imágenes hablan más por ellas mismas…..

EL INICIO

La entrada tantas veces cruzada.....

Ante mis ojos la espesura.....

La tierra invadida....

Se nota por donde pasaron los humanos.....

Como esta salieron unas cuantas.....

Por fin empezamos a ver algo claro.....

POCAS SEMANAS DESPUÉS......

Primeras plantaciones

Lechugas escaroleras.....

......crecen bajo la sombra de los ciruelos.
El primer moticultor reciclado.

Por aquellos días llegaron a nuestras vidas Mel y Nuva

Mel disfruta de la higuera

Y Nuva no digamos...

Crecer y aprender.....

Las primeras tomateras se tubieron que comprar....

Y prepararlas para plantar

De aquí......

.....a aquí.....

EL MILAGRO DE LAS SEMILLAS...

Pocos días después surge el milagro.....

Diferentes tipos de lechugas......

Las primeras tomateras observan el frió exterior

Recupero los tomates albaricoque, que sera, sera.....

Calabacines....

En el verano las plantas pequeñas se cobijan bajo las higueras.

EL ADOBO VERDE COMO FUENTE DE NUTRIENTES PARA LA TIERRA

Cebada, trigo, mostaza..... las amapolas se unen a la fiesta

Al fondo los hibernaderos

Las espigas me arrastraban a mi infancia...

La mezcla ideal: leguminosas y cereales.

CULTIVO EN BANCALES

La idea de bancales de Gaspar Caballero permite caminar por encima de una losas

Al centro se colocan la plantas aromaticas

Un metro de distancia de un bancal a otro permite trabajar sentada en el suelo

Calabaceras

Calabazas Potimarro

Una herramienta imprescindible: la biciazada

Un huerto accesible....

Haberas....

Guisantes

Calabacines

Los bancales adaptados al lugar y al tipo de cultivo.

Las lechugas en verano crecen al amparo de los arboles.

Una imagen preciosa....

Calabazas cabello de ángel subiéndose por la ramas.....
Cultivo de patatas en paja

Alcachofera de alcachofas violeta

Plantas de cacahuetes

LA ZONA VIRGEN......

Un espacio natural sin cultivar, imprescindible en el huerto ecológico.

El lugar donde vive a su aire toda la fauna útil.

Las mariquitas eliminan al pulgon

Las abejas y avispas polinizan

Los patos se alimentan de caracoles.....


Mariposas por doquier......


PRIMERO LAS FLORES.......

Flor de puerro

Cardos

Flor de berenjenas

Flor de sandias

Higos (no confundamos los higos son la flor)

Primera flor de azafran

Flor de clabaza

Flor de okra

Alcachofa lila

Y LUEGO LOS FRUTOS.....

Panocha de maiz de la Santa Cruz

Berenjena de Almagro

Col rizada

Coliflor verde


Escarola

Lechuga del azucar

Lechuga lengua de buey

Chicoria

Melon verde

Judias verdes subiendo por el maiz

Judias verdes

Moreus

Pimiento bicho blanco de Girona

Pimiento campanilla

Pimiento campanilla

Lechuga hoja de roble

Chicoina

Romanesco

Porro lila

Ajos tiernos

Calabacin blanco

Calabaza potimarron


Tomates albaricoque

Tomates pimiento

Tomates corazón de buey

Tomates de colgar

Sandias

FLORES Y AROMÁTICAS

Esdragon de Mexico

Albahaca canela

Albahaca de hoja pequeña

Albahaca morada

Amaranto

Manzanilla


Lavanda de hoja dentada

Flor de algodón

Algodón



Girasoles

Margaritas

Oregano



Borraja blanca

Salvia

Mejorana


Melisa

Espigol

Tanaceto

Espliego

Salvia piña

Tartago

Mostaza

Hinojo

Curry

Tomillo


EL RINCÓN DE LOS FRUTOS

Plantas de fresa Mare du Bois

Fresa Mare du Bois

Grosella roja

Uva espina

Arandanos


P.D. Dentro de un mes, devolvemos las tierras de Moli del Canyer a la persona que no las dejo en su momento, no quiero pensar en el futuro, ni en que harán aquellos que se hagan cargo de ellas. Desearía que las amaran y cuidaran tanto como lo he hecho yo, ya que ese amor, la tierra lo devuelve con creces. Mi vida no sera nunca la que fue, siempre habrá un antes y un después de MOLI DEL CANYER y hoy con todo mi amor a la tierra le dedico este homenaje.



























3 comentarios:

  1. Unas fotografiad preciosas del esfuerzo y el logro. La tierra siempre devuelve mas de lo que recibe. Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Gracias Moli por compartir con tod@s tus experiencias , la verdad que se ve muy lindo y criar la tierra y que te de esos frutos debe ser alentador , preciosas imagenes .
    Te deseo mucha suerte en tú nueva etapa .
    Un abrazo y feliz semana

    ResponderEliminar
  3. No conocía tu etapa de agricultora ecológica. Me ha gustado ese recorrido por la misma. Volveré más de una vez para aprender por las imágenes a distinguir las plantas de esos frutos que llegan a mi mesa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar