miércoles, 26 de abril de 2017

Jueves 27 de abril de 2016. Este jueves un relato, convoca   EL DEMIURGO DE HURLINGHAM bajo el lema HISTORIAS DE MARA - VERSO


ALGUNOS APUNTES SOBRE LA INFANCIA DE DUALITY (LA MUJER FELINA)


 Después de pasarme días indagando sin nada más que los apuntes e historias seriamente contrastadas que nos ha ido aportando el amigo Demi, he encontrado algunos puntos poco esclarecedores sobre la historia de uno de los personajes que más me apasionan: Duality, la mujer felina.

Como muchos de vosotros ya sabéis, mi obsesión por los felinos se remonta a las pocas horas de mi concepción, aun no me explico por qué ya que mi madre no sentía mucha simpatía por los felinos aunque mi padre era todo lo contrario, siempre hubo gatos a su alrededor y después, como no podía ser de otra forma, también del mío.

Pues bueno, a lo que iba, por lo que la mayorIa sabéis de mí, podéis intuir que creo firmemente que casi todas las cosas que nos suceden a lo largo de nuestra vida, vienen marcadas por la infancia, así que teniendo en cuenta mi adoración por todos los felinos la cual se extiende a Duality y mi creencia absoluta de que en la niñez se cuece gran parte del futuro, pues nada que me he puesto a investigar.

Y, del resultado de mis investigaciones, contrastadas de forma científica con un gran número de estudiosos del tema, investigadores y como no de las historias de Demiurgo, tengo que añadir a su legado algunos apuntes que darían explicación a gran parte de los acontecimientos que vivió Duality a posteriori ya en su vida de mujer felina.

Sabemos que Lilith Blue tubo dos hijos, a Erekon y a Duality pero que ambos, al morir su madre fueron adoptados por diferentes familias y que ninguno de los dos, volvieron a encontrarse hasta algunos años después cuando los dos ya eran mayores.

Por lo que he podido averiguar, a través de una serie de fotografías que llegaron a mis manos a través de un personaje cuyo nombre no puedo desvelar. La pequeña Duality, paso gran parte de su infancia en compañía del gato de la casa, un felino totalmente salvaje que se doblegaba totalmente a la voluntad de la niña y que al mismo tiempo le hacia de mentor en el aprendizaje de su lado felino.






Fotografias de Duality de pequeña las cuales demuestran la certeza de mis apuntes.


También, he podido saber,  que la transformación de Duality en mujer felina  no vino determinada por los genes ya que de entrada ella nació como un bebe normal de la especie de los humanos y que para que esta transformación se produjera de forma positiva e irreversible, Duality, una adolescente de quince años tubo que dejar que un viejo gato negro le robara el alma.



·       *  Para quien esté interesado en transformarse en humano felino, solo decirle que es necesario dejarse sucumbir totalmente a la voluntad del felino en cuestión (sea este gato o lince) para eso, se ha de dejar arrastrar manteniendo la mirada en la mirada del felino sin pestañear y dejándose llevar por su suave ronroneo. Cuando el alma logra atravesar la fluorescencia trasparente de los ojos del felino  ya dejas de ser tu y te conviertes en hombre felino o mujer felina como fue el caso de Duality.


Una de las últimas fotografias de Duality posando para Mara Belle la revista virtual de Mara Laira





15 comentarios:

  1. Has creado una infancia para un personaje que nació adulta, muy bien desarrollado el relato. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Que buena historia, esa explicación compite con todo lo que he planteado, con su naturaleza híbrida. La conversión a mujer felina por el contacto con un gato. Y las fotos parecen una buena evidencia.
    Y podrían ser sus fotos infantiles. No voy a pedir que reveles tu fuente, pero creo que podría ser Dana Serling.

    Gracias por semejante historia.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Bravo nena , me has dejado pasmada de la buena historia que te ha salido , genial , y además con tan lindas imágenes .
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Parecia una historia sin importancia y ha salido todo un novelón.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Qué buena tu entrada sobre los felinos, me ha encantado, y qué fotos más entrañables has elegido para este relato.

    Excelente tu aportación, MOLI.

    ¿Sabes? mí que antes no me gustaban los gatos, pero desde que tengo a mi gatita, hace unos años y que hace las delicias de mis días, estoy encantada.

    Besos enormes.

    ResponderEliminar
  6. Haces posible lo imposible, creible lo increible, chica!!!
    Estás que te sales!!! Enhorabuena. beso.

    ResponderEliminar
  7. Muy ingeniosa y bien ilustrada la historia que has aportado, lograste salir airosa en este difícil reto juevero, amiga un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Madre mía casi te has montado una tesis doctoralSobre la infancia y su transformación en mujer felina.

    ResponderEliminar
  9. Muy bien argumentada esa transformación y muy bonitas las imágenes con la que las acompañas.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Muy bien argumentada esa transformación y muy bonitas las imágenes con la que las acompañas.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Intentaré no mantenerle la mirada a ningún gato no vaya a ser que yo también me convierta en una mujer felina...a mí me gustan más los perros jajaja...
    Fuera de bromas me ha parecido muy original tu punto de vista y las fotografías preciosas!
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. ¡Hola! Pero qué interesante lo de la infancia y las fotos, son una ternura realmente, me han encantado <3 tan lindos los gatitos <3

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  13. Que hermosa relato, Moli. Nos dejas una narración muy detallada desde su infancia. Lo bordastes magestuosamente, con esas imagenes de bello complemento,me ha encantado. Buen trabajo!
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Esta retrospectiva le ha dado un carácter humano a dos seres muy complejos.
    Me ha parecido tierno también :-)
    Besos enormes.

    ResponderEliminar
  15. A ver ahora cómo acomoda todas las historias Demiurgo de Hurlingham, porque son buenísimas
    Abrazos

    ResponderEliminar