miércoles, 24 de mayo de 2017

Convocatoria Juevera, jueves 25 de mayo convoca la amiga María José Moreno desde su blog LUGAR DE ENCUENTRO

EL COLOR DE MI  SILENCIO ES.....ROJO CON PUNTITOS NEGROS

                                

Pues si he tenido que saltar, mira que me lo digo muchas veces que estoy mejor calladita, pero vamos es que hay cosas que claman al cielo y hoy me han saltado las chispas con el tema de las mariquitas. Si, esos pequeños insectos todo redondos de un color rojo intenso y llenos de puntitos negros, esos que a casi a todos nos gustan, que hay quien los ha adoptado como símbolo de buena suerte y hasta las colecciona, bueno al bichito no a cualquier imagen o dibujo que simbolice la mariquita. Pero encontrar un anuncio donde se venden mariquitas pues no! Lo que faltaba.

Proyecto CRIA SIETE PUNTOS “Ahora celebramos mayo con nuestras recién nacidas mariquitas de siete puntos ofreciendo un tres por dos en sus envases formato adultas, huevos y larvas promoción limitada a número de nacimientos y puesta de huevos. ¡¡¡Que no te falten!!!"

Bueno, es que me he quedado alucinada después de ver este anuncio en Facebook, así es que no he podido quedarme callada, bueno callada sí que he estado porque eso de escribir lo hago en silencio.

He seguido una serie de conversaciones en las que se habla de mariquitas, larvas y huevos de la misma forma en que hablaríamos de aspiradoras o de cualquier otro utensilio de uso en el hogar, porque claro aquellos que parecen defender la ecología a ultranza necesitan comprar mariquitas para sus huertos y  como es lógico estas llegan con su manual de instrucciones, que menos.

De pequeña, la posaba con cuidado en el reverso de mi mano y no me cansaba de observar tanta perfección, yo que con los chicos había aprendido a cazar ranas, saltamontes, lagartijas y otros bichos no hubiera sido capaz de hacerle ningún daño a una mariquita, era tal la magia que producía en mi aquel pequeño insecto rojo con puntitos negros, puntos que desde luego nunca conté. La observaba maravillada, casi aguantando la respiración y miraba como extendía sus alas ¡a volar!




A los pocos meses de iniciar mi etapa de agricultora ecológica, fueron apareciendo en el huerto, primero fueron unas pocas pero con el devenir del tiempo las encontraba por todas las plantas. Eran mis grandes aliadas en la lucha contra los pulgones de los que cada día se daban un buen atracón. Aún hoy cuando cierro los ojos me veo a mi misma sentada en el suelo (trabajaba en el suelo en bancales adaptados) y apartándolas con cuidado, poniéndolas en el reverso de mi mano y observando su quietud o sus correrías, en silencio si porque tenía miedo de que la magia de aquel momento se rompiera.  Por instantes, ella se colocaba estratégicamente en mi mano, y en silencio, extendía las alas y se iba a otra planta en busca de pulgones.




17 comentarios:

  1. Hola Molí me dejas de piedra no tenía la más remota idea de que ahora se vendieran mariquitas , la verdad no se donde vamos a llegar en fin hay cosas que sacan de quicio al más calmao.. pero en fin tengo que decirte que aparte de bonito tu color mejor dicho colores es reivindicativo y eso es super importante.
    Un abrazo y feliz semana.

    ResponderEliminar
  2. Sí, antes decían daban suerte las mariquitas, recuerdo de niña cuando veía alguna la posaba entre mis manos hasta que volaba, pero hace tiempo que no veo ninguna.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Me resultan simpáticas, los insectos no son mi devoción pero ellas y las mariposas me gustan, pero desconocía lo que has comentado, no tengo Facebook y tampoco lo he leído en ningún sitio. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Pero esto es realmente curioso,vender mariquitas,pero curioso.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Pero esto es realmente curioso,vender mariquitas,pero curioso.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Utililes y bonitas. Me gustan mas
    Abrazos Inma

    ResponderEliminar
  7. Hola... cuánto tiempo, ¿verdad? Las mariquitas siempre me han encantado, y yo soy de esas que creen en su buena suerte. :)

    Te mando un fuerte abrazo,

    Noa

    ResponderEliminar
  8. Qué lindo recuerdo y que original manera de responder a esta convocatoria juevera. 😘

    ResponderEliminar
  9. Hermoso silencio contemplativo!, sucumbo de la mano de tus letras a los colores hipnóticos de las mariquitas
    Beso grande

    ResponderEliminar
  10. Hay anuncios de todas clases amiga, y no me extraña uno de estas características.
    A mi también siempre me han gustado, son tan llamativas que una no se puede resistir a su belleza.
    Bonito recuerdo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Qué curioso! Nunca me hubiera imaginado un anuncio así jajaja...lo has aprovechado muy bien para hacer un original relato sobre las mariquitas y los silencios...la inspiración está en cualquier sitio.
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Has hecho una tesis doctoral sobre las mariquitas, ¡qué original acoplarlas a tus silencios!

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola! Como que internet no deja de sorprendernos en ningún momento. Me gusta el relato sobre las mariquitas, de pequeña, me encantaba mirarlas de cerca, aunque ya no se las ve casi >.<

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  14. Yo adoro las mariquitas y también tengo un excelente recuerdo de ellas en mi infancia. También en silencio, de palabra, esperaba a que abrieran sus alas, aunque mentalmente como una salmodia repetía: "mariquita, mariquita, ponte el velo y vete a misa...". Cosas de la infancia. Gracias por participar. Un beso fuerte

    ResponderEliminar
  15. que maravillosos silencios...quedarse asi y contemplar esos rojinegros insectos..toda una lección de tu mano..besoss

    ResponderEliminar
  16. Que tierno y original relato. Me fascinan las mariquitas, por estos lares las venden, son muy buenas yo compro para mis rosales. Muy linda mariquita, causante de este esta hermosa inspiración de silencio y colores.
    Beso

    ResponderEliminar
  17. es un lindo y original relato, que muestra mucha ternura y delicadeza

    ResponderEliminar