Páginas

miércoles, 24 de junio de 2015

MOLÍ DEL CANYER:







LOS BASTONES

Era la primera vez que veía el mar, en los últimos meses un alud de acontecimientos revolvieron mi vida. Acababa de dejar Madrid y el hospital y después de dos años entre salas de curas y operaciones, cogía un tren en el que por fin dejaba atrás mi anterior vida de pesadillas.
Desde hacía unos días,unos bastones acompañaban mi caminar inseguro, me sentía resentida, cuando entre en el hospital caminaba sin bastones y ahora era incapaz de hacerlo. ¿De qué había servido todo el sacrificio? ¿Dónde quedaban mis ansias de correr persiguiendo mis sueños?
Estaba allí derecha, en la playa de Castelldefels, apoyada 
en mis bastones, observando el ir y venir delas olas. Yo
 tan pequeña, tan débil aun, ellas grandiosas y fuertes.
 Lo que hubiera dado en aquellos momentos por lanzar los bastones y sumergirme en el agua! Mi infancia vivida a través de la polio dejaba en mí un único sueño: Correr
sin bastones, volar, sentir que la pierna, la mala, no duele y responde a mis órdenes.

Hace dos años que mi pierna, la mala, se volvió a revelar, primero giraba el tobillo a su aire, cuando ella quería. Después fue perdiendo fuerza, yo me iba cansando e iba aceptando lo que ya creía olvidado, la polio, aquella intrusa que se infiltro en mi infancia, volvía a hacerse visible. Síndrome Post Polio le llaman ahora a este nuevo amigo que nos acompaña a muchos de los que bregamos con la polio.

Vuelven los bastones a mis manos más grandes y cansadas que el día en que saludaba al mar con solo 11
años. En estos años, mis recuerdos borraron sensaciones, la sensación de la fuerza de unos brazos que se aferran con fuerza a algo duro pero más ergonómico  que me ayuda a llegar a muchos de los lugares que deseo. Gracias a ellos puedo caminar por lugares irregulares donde antes era incapaz de hacerlo. Y ahora como nunca camino por la arena segura y muy cerca del mar. El grande y salvaje yo me siento pequeña
pero soy más fuerte que él.



65 comentarios:

  1. Un relato de cruda realidad, los efectos tardíos de tan cruel enfermedad reviven con dolor lo que se creía superado y se encarna en el corazón para iniciar una nueva lucha ....
    Fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hola Inma. Se nota cuando se escribe sobre algo que nos marcó la vida por la fuerza que somos capaces de expresar al contarlo. Es lo que he sentido leyendo tu relato. La fuerza de la verdad.
    Las sensaciones descritas en ese deseo de lanzarse a la playa dejando los bastones necesarios, junto a ese lamento de una polio que regresa, el Sindrome PostPolio, porque parece nunca querer olvidar la presa que un día atrapó.
    Muy bueno Inma, y muy descriptivo. Me ha gustado mucho.

    Muchas gracias por participar y por el esfuerzo que eso te ha supuesto, espero que a tí también te haya gustado convivir con los jueveros.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti Jose Vicente para mi ha sido un placer y siempre que escribo sobre la polio me libero.

      Eliminar
  3. Hola Inma, bienvenida a los jueves...
    Hemos coincidido en poner en nuestros relatos la post polio...
    Me pasa como a José Vte. al leerte he sentido esa rabia al principio de querer echar a correr y no poder, luego esa fuerza de decir aún así haré mi vida normal... Lo cuentas con tanta fuerza que me hace verlo como un relato real y no ficticio...
    Y me ha gustado muchísimo!!
    Besines...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi relato es mas real que ficticio, me enamore del mar en el momento que lo vi que a su vez coincidio con mi liberacion del hospital. Gracias y besos.

      Eliminar
  4. Hola Inma... bienvenida... creo que con tu relato has llegado por la puerta grande...
    Me ha encantado esta historia... sensaciones encontradas se me han figurado mientras iba leyéndote... empezando por la ansiedad y la mala leche por aquello que no la protagonista no podía hacer y luego admiración, por la determinación de seguir adelante que tuvo y de intentar asimilar la vida a su manera...
    Me ha gustado mucho.
    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por suerte los años que van de unas muletas a otras he podido vivirlos como he querido, sin limitaciones ya que estas muchas veces nos las imponemos nosotros mismos. Gracias por tus comentarios, un beso.

      Eliminar
  5. Muy bonito, y deja al descubierto aspectos de esta enfermedad. Me ha gustado mucho, hay fuerza en las personas que aman la vida.

    Me alegra mucho tu participación en los jueves, bienvenida!

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  6. Muy bonito, y deja al descubierto aspectos de esta enfermedad. Me ha gustado mucho, hay fuerza en las personas que aman la vida.

    Me alegra mucho tu participación en los jueves, bienvenida!

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  7. Muy bonito, y deja al descubierto aspectos de esta enfermedad. Me ha gustado mucho, hay fuerza en las personas que aman la vida.

    Me alegra mucho tu participación en los jueves, bienvenida!

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  8. Bienvenida a los jueves!, te has estrenado con un relato comprometido, donde los haya, y lo has resuelto magnificamente, así es que hasta el jueves próximo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, me encanta estar entre vosotros, tambien me encanta escribir, gracias a eso me ha sido mas facil sobrevivir.

      Eliminar
  9. Bienvenida a los jueves!, te has estrenado con un relato comprometido, donde los haya, y lo has resuelto magnificamente, así es que hasta el jueves próximo.

    ResponderEliminar
  10. Intenso relato, donde la protagonista se siente presa de las secuelas de la polio, pero a la vez no baja los brazos y sigue caminando con toda su fuerza sobre la arena. Una visión desde el lado del que ha sufrido esta terrible enfermedad.
    Me ha gustado leerte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Entiendo que tu relato narra una vivencia personal, dura, pero como dices en ese final, te ha hecho fuerte, más que ese mar que te fascinó.
    Bienvenida a esta reunión de amigos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las vivencias infantiles marcan nuestro caracter para bien o para mal tanto si hemos tenido polio como si no. Gracias, me encanta estar en este grupo.

      Eliminar
  12. Si es que estais hechos de otra pasta, la mezcla perfecta para abatir todos los contratiempos, así, a fuerza de corazón.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Si es que estais hechos de otra pasta, la mezcla perfecta para abatir todos los contratiempos, así, a fuerza de corazón.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando creces rodeada de dolor la empatia es la reaccion mas logica, yo solo con mirar a una persona casi siento su alma, eso me pasa des de que era muy pequeña. Gracias.

      Eliminar
    2. Cuando creces rodeada de dolor la empatia es la reaccion mas logica, yo solo con mirar a una persona casi siento su alma, eso me pasa des de que era muy pequeña. Gracias.

      Eliminar
  14. Si es que estais hechos de otra pasta, la mezcla perfecta para abatir todos los contratiempos, así, a fuerza de corazón.
    Un abrazo

    ResponderEliminar


  15. Coincido con los demás, en darte al bienvenida, a este blog literario y de opinión, y darte las gracias por tu valiente relato. Un saludo muy cordial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Montserrat, me encanta de que te haya gustado.

      Eliminar
    2. Muchas gracias Montserrat, me encanta de que te haya gustado.

      Eliminar
  16. Te felicito por tu valiente relato,que aunque no sé que tanto es ficción y tanto es real, mucho se parece a cualquier historia real de cualquiera de nosotros, con lo cual seguro que nos podemos identificar muchos.
    Yo creo que eso a los afectados por esta enfermedad y a los que estamos padeciendo el spp, o los efectos tardíos, nos está pasando con todos y cada uno de los relatos, porque en cada uno de ellos hay sentimientos y eso de una o de otra manera, es lo que estamos detectando...y con lo que todos nos estamos identificando.
    Creo que casi todos podemos poner nuestros sentimientos en partes de vuestros relatos en todos y cada uno de ellos he sentido algunos sentimientos de esos que yo también tengo por ahí encerrados.
    Gracias a todos y un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que todos los polio hemos tenido muchos sentimientos escondidos, sobre todo respecto a la polio en si, el SPP a pesar de lo malo tiene como ya comente en otro escrito también su lado bueno y es que este nos esta llevando al principio, a aquella parte que todos queríamos olvidar, pero ya se sabe el pasado siempre vuelve, si nos sirve para reflexionar, pues este seria el lado bueno.

      Eliminar
  17. Esa fuerza es lo que ayuda a seguir hacia delante. Esa fuerza que se nota en tu relato, esa fuerza que siempre te acompañará.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carmen, como bien dijo una compañera, moriremos con las botas puestas, fuertes hasta el final.

      Eliminar
  18. Bienvenida a los Jueves, por comenzar. Tu relato lo podría definir con una palabra: Intenso.
    Te felicito por esa fuerza, la que transmites en cada palabra.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Alma, siempre que escribo intento hacerlo con el corazón.

      Eliminar
  19. Me has permitido participar en un profundo sentimiento de libertad interior: a pesar de todas las limitaciones se puede volar, bailar, girar como una peonza junto al mar, sobre la arena sólida, cuando hay fantasía e imaginación. Quédate con nosotros, con los Jueveros, y comparte tus relatos. Seguro que tanto tus hijas como los demás siempre te tendremos presente como una persona excepcional. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por todo lo que me dices, soy algo tímida, aunque no lo parezco cuando escribo y me estoy ruborizando, mi imaginación ha sido siempre la que me ha hecho volar ya que no siempre mis piernas podían, pero como yo digo, puede que gracias a ello....

      Eliminar
  20. Bienvenida Inma y te has estrenado con un fuerte relato en primera persona que nos habla del coraje, la superación y las eventuales recaídas. La fuerza de voluntad resulta ser un arma fenomenal que no siempre logramos aprovechar. No hay que dejarse vencer!


    un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, aunque hay días flojos en mi vida, siempre aprovecho la parte buena de las cosas, el vaso medio lleno, de todo lo que nos parece malo siempre hay algo positivo aunque a veces nos cueste verlo.

      Eliminar
  21. Que importante e imprescindible es la actitud. Los años te ponen de nuevo a prueba y solo con esa madurez que da el conocimiento se le puede poner buena cara a la vida. Esa historia es conmovedora y ejemplar.
    Besos de bienvenida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre he aceptado lo que me toco vivir, siento que soy como soy gracias a la polio. Y si lo analizo bien tambien he llegado a vuestro grupo gracias a ella.

      Eliminar
    2. Siempre he aceptado lo que me toco vivir, siento que soy como soy gracias a la polio. Y si lo analizo bien tambien he llegado a vuestro grupo gracias a ella.

      Eliminar
    3. Siempre he aceptado lo que me toco vivir, siento que soy como soy gracias a la polio. Y si lo analizo bien tambien he llegado a vuestro grupo gracias a ella.

      Eliminar
  22. Es un relato con mucha fuerza y emotividad.
    Me ha gustado mucho el simbolismo de los bastones infantiles y de los que ahora, el síndrome postpolio y otros efectos tardíos de la polio, vuelven a aparecer a una edad adulta. También me ha gustado el componente del mar como idea de libertad.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, si para mi la libertat ha formado parte en toda mi vida, cuando no puedes correr con tus piernas aprendes a volar con el alma....

      Eliminar
    2. Gracias, si para mi la libertat ha formado parte en toda mi vida, cuando no puedes correr con tus piernas aprendes a volar con el alma....

      Eliminar
  23. Bienvenida al grupo. Espero que puedas participar en futuras convocatorias. El relato me ha encantado. Como dice José Vicente, solo desde el más profundo conocimiento se pueden escribir determinadas cosas...el final es impresionante...ser más fuerte que el mar. La imagen es preciosa. Para enmarcar en un rinconcito de la memoria.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, me encanta tu comentario, y si querria seguir compartiendo con vosotros o al menos lo intentare...

      Eliminar
  24. Bienvenida al grupo. Espero que puedas participar en futuras convocatorias. El relato me ha encantado. Como dice José Vicente, solo desde el más profundo conocimiento se pueden escribir determinadas cosas...el final es impresionante...ser más fuerte que el mar. La imagen es preciosa. Para enmarcar en un rinconcito de la memoria.
    Besos

    ResponderEliminar
  25. Ha sido un honor leerlo Molí. Has trascendido tu propio yo.... me emocionó

    ResponderEliminar
  26. Ha sido un honor leerlo Molí. Has trascendido tu propio yo.... me emocionó

    ResponderEliminar
  27. Hola, niña. Yo te leo un poquito tarde pero ya ves, aquí estoy.
    Gracias por este relato tan personal e íntimo. Es lo que toca la fibra.
    Besos.
    Mag.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, me encanta de que te hayan gustado.

      Eliminar
  28. Los dos relatos muy buenos...

    El de María me toca el alma, es tan triste olvidar... es tan triste esperar a un hijo y que no pueda ir siempre que quiera...

    Dos relatos de dos realidades diferentes que le puede tocar vivir a cualquiera.

    Muchos besos, me han gustado mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias ya que los dos relatos forman parte de mi propia historia. Respecto a Maria tengo que agradecer que hasta el momento en que dejo la vida pudo reconocer y sonreir ante el rostro de su hija.

      Eliminar
  29. Los dos relatos muy buenos...

    El de María me toca el alma, es tan triste olvidar... es tan triste esperar a un hijo y que no pueda ir siempre que quiera...

    Dos relatos de dos realidades diferentes que le puede tocar vivir a cualquiera.

    Muchos besos, me han gustado mucho.

    ResponderEliminar
  30. Los dos relatos muy buenos...

    El de María me toca el alma, es tan triste olvidar... es tan triste esperar a un hijo y que no pueda ir siempre que quiera...

    Dos relatos de dos realidades diferentes que le puede tocar vivir a cualquiera.

    Muchos besos, me han gustado mucho.

    ResponderEliminar
  31. El relato de María me ha emocionado, una historia tan real y que pasa tan a menudo, una madre que espera a que los hijos vayan a verla, unos hijos que no pueden visitar tanto como quisieran pero que cuando se reencuentran nos regalan momentos tan bonitos como el final de este relato... me ha gustado mucho...
    Besines...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si en esta historia podia haber un final diferente, el de los dias que el nombre de Clara no esta en el cuaderno y que por desgracia fueron mas de los que yo hubiera deseado.

      Eliminar
  32. Siempre digo que los relatos que se escriben desde el recuerdo tienen un aroma especial. Gracias por compartir este recuerdo con nosotros.
    Un abrazo.
    PD: Como veo que eres nueva con esto de los blog, si necesitas ayuda no dudes en perdirla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu ofrecimiento, parece que ya me voy enterando, a veces un color inadecuado no te deja ver como poner una nueva entrada. Tambien muchas gracias por tus elogios a mi escrito, encantada de que te haya gustado.

      Eliminar
  33. Caramba... me has puesto un nudo en la garganta y hay gotitas que tratan de bajar por mis ojos. Sí, me has emocionado porque lo has narrado tan de cerca, reflejando tan bien el sentimiento de esa María.
    Gracias por compartir tu relato, besos..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias y te dire un pequeño secreto, durante mas de diez años he trabajado con muchas Marias esto me ha ayudado a captar mucho de li que sienten. Pero esta Maria es especial ya que fue mi madre que aunque con dolor me regalo esa parte de inocencia que acompaña a la demencia.

      Eliminar
  34. Hola Inma, es emocionante tu relato sobre esa vida que se va fundiéndo con la oscuridad que aleja los recuerdos; pero que emotivo es saber que existe esa mano que la guia por ese pequeño caminito de luz que todavía es capaz de iluminar su rostro.
    Inma, escribes con la pluma del alma y con la calidez de un abrazo.

    (Unicamente decirte que en cada entrada la inicies como "Nueva entrada", no continues la que ya está escrita porque queda confuso. Si quieres hablamos y te exlico)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  35. Muchas gracias Jose Vte, tienes la gran habilidad de emocionarme. Realmente como casi siempre escribo sobre mis vivencias y sobre lo que sentia a traves de ellas lo que escribo me sale del alma.
    En cuanto al bloc parece que ya domino mas con la anterior portada (que no puse yo) me era impisible ver por donde podia hacer una nueva entrada. Ahora veo que poco a poco voy avanzando. Muchas gracias por tu ofrecimiento si tengo dudas te consultare. Besos.

    ResponderEliminar