Páginas

miércoles, 25 de abril de 2018

ESTE JUEVES LA AMIGA LUCIA DESDE SU BLOG SINTIENDO LA PIEL, NOS INVITA A REFLEXIONAR SOBRE LITERATURA, O SOBRE LIBROS LEIDOS, POR LEER O POR ESCRIBIR.......


DE UNA COSA A OTRA


Hace días que ando dispersa, lo pienso mientras miro el montón de libros pendientes, no sé a qué me viene ahora esta ansia de leer,  pues nada que ha regresado de golpe mi fiebre criminológica. Lo pienso mientras miro mi última adquisición: CRIMINAL MENTE de Paz Velasco de la Fuente y ¡QUE NADIE TOQUE NADA!  De Blas Ruiz Grau, la verdad es que ese último tiene su toque divertido, la ciencia y la investigación forense visto desde un prisma no exento de su toque de humor. Acabo de salir de tres semanas apoteósicas después de que ¡POR FIN! He podido asistir como oyente al taller literario que ha estado impartiendo Jordi Gálvez en la Casa de Cultura de Girona durante siete semanas, pero todo lo bueno se acaba ahora me queda el sabor de tres libros altamente recomendados:

-         LOLITA de Vladimir Nabokov que supera con creces la película de Stanley Kubrik me ha sumergido de lleno en la visión de un pederasta (joder que hasta le he cogido cariño al tipo).

     -  LA CASA DE LAS BELLAS DURMIENTES de Yasunari Kawabata la sutileza japonesa que sabe vincular con toda su complejidad AMOR-MUERTE.


-          - DESGRACIA (DISGRACE) de J.M. Coetzee que me ha dejado un revuelto de sensaciones difíciles de digerir.

Bueno esto ha sido después de todo un maratón literario, en el que he recorrido desde la poesía de Konstantinos Kavafis y Fernando Pessoa, pasando por la literatura de Joseph Roth y de José Luis Borges. Un recorrido universal que ha abierto mis ojos y mi mundo enclaustrado por semanas entre el olor tenue del papel (desde luego que donde se ponga un buen libro pero en versión original, vamos de los de toda la vida…..)

Pues nada que vuelve a mi instinto criminológico, supongo que como  dijo un día uno de mis profesores: la criminología marca unas opciones y una forma determinada de ver la vida…… Y el domingo me encuentro por primera vez  un programa de la 2: CIENCIA FORENSE  y me quedo ante la pantalla siguiendo el caso de un asesino en serie de la provincia de Castellón, el debate sobre los psicópatas, ¡por Dios! ¿Es que en nuestro país no hay criminólogos menos cutres que Vicente Garrido Genovés? .

 Después de un caso de  horror me encuentro con otra historia de terror: la película CERCA DE TU CASA en la que se desgrana la historia reciente y aun actual de los desahucios. El sistema poniendo al límite a las familias y como criminóloga y ya más como persona no puedo evitar pensar en la cantidad de dolor, en el número incontable de suicidios que en el fondo no son más que asesinatos cometidos con total impunidad y dentro de la legalidad vigente. Pero eso es otra cosa……en cuanto al libro que llevo escribiendo desde hace tres años pues que “el més calent és a l’aigüera…..”[i]





[i] Que entre unas cosas y otras queda bastante por hacer…….

miércoles, 11 de abril de 2018

CONVOCATORIA JUEVERA PARA EL JUEVES 12 DE ABRIL, NOS CONVOCA EL AMIGO GUS DESDE SU BLOG JULIANO EL APOSTATA, HOY ESCRIBIMOS SOBRE.......

AMAS Y AMOS DE CASA


 ROSA Y ESPINO – MEMBRILLA AGOSTO 1950

Cada tarde se encuentran en las puertas de sus casas, ambas arrastran un cubo lleno de agua,  son más de las seis,  toca regar la acera y un trocito de la calle. A lo largo del día ya se han encontrado varias veces. A primera hora cuando llego el cabrero y ordeño ante ellas una de sus mejores cabras, los muchachos y el marido de Espino hacia horas que se habían ido para el campo a faenar. Rosa coge presurosa el cazo espumoso de leche, tiene que hervirla antes de que se despierte su niña, un presuroso  - hasta luego-. Poco después, mientras la niña almuerza llega el aguador quien llenará las tinajas con agua, aún después de muchos años no se sabe cuándo habrá agua corriente en el pueblo. Rosa lava la ropa pequeña de la niña en un barreño, el día de la colada grande suele ser el lunes, ese día casi no queda tiempo para nada y suerte que es verano porque en invierno se le llenan las manos de sabañones. Espino aun en verano mantiene el fuego encendido con un puchero donde se va cociendo lentamente un potaje de habichuelas, este estará listo cuando lleguen los hombres del campo. Pero ahora toca un poco de reposo y mientras van dando manotazos al agua salpicándola alrededor piensan en la noche cuando refresque, cuando todos sacaran su silla a la calle y podrán junto con otras vecinas hablar de los pormenores del día y de las últimas noticias del pueblo.




JACINTA – L’HOSPITALET DE LLOBREGAT - SEPTIEMBRE 1980

Después de dejar  a los niños en la escuela ha ido disparada para la comisaria, hace tres meses que le ha caducado el DNI y justo hoy tenía que ir a recogerlo. ¡Con todo lo que tiene por hacer! Antes de las siete ya estaba levantada, tiene que aprovechar que los niños duermen y que su marido sale para el trabajo. Ha hecho la cama, quitado el polvo, barrido, fregado y después a preparado la leche con Cola Cao y las galletas con Nocilla. Mientras los dos niños desayunan prepara sus bocadillos bien untados con Tulipán y pone con cuidado las rodajas de chorizo, a pesar de los años aún no se ha acostumbrado al pa amb tomaquet[i] catalán y extiende en el pan la margarina de toda la vida. Lo ha dejado todo recogido, a las doce tiene que volver a buscar a sus hijos, pero antes pasara por el mercado y comprara algo de pescado fresco  para la cena y un pollo con el que hará arroz y con los menudillos  y alguna verdura un caldo y con lo que sobre croquetas que hay que estirar el presupuesto. Da una ojeada al DNI nuevo con su foto donde se ve guapa y sonriente. Se para y mira como siempre PROFESIÓN: Sus labores……




MIRIAM – MADRID  - ABRIL 2018

En un gran sobre en el fondo del cajón reposa su título de licenciada en Psicología, junto a este están los dos post grados y el master. Simplemente me toco elegir – piensa – decidir ser madre con treinta y dos es lo que tiene, además de que el sueldo de Pablo era considerablemente mayor que el suyo. En el test de embarazo acaban de salir esas dos rayitas, si ya lo sabe que había decidido dejar de trabajar y dedicarse a ser madre, pero ahora que la niña ya tiene tres años, se le hace todo tan cuesta arriba. Tantas dudas, porque aunque las del grupo de lactancia le han dicho que puede seguir amamantando hasta poco antes del parto, ella ¡ se siente tan cansada! ¿Quién me mandaría meterme en este lio del colecho? Porque desde que nació su hija no ha logrado dormir una noche entera, y con eso de que la teta ha de estar a la entera disposición de su hija, y ahora a empezar de nuevo……Pablo le quitara hierro al asunto: Ya sabes que si necesitas que te eche una mano, yo te ayudo….. Y en la casa se amontona la ropa, y los platos y las verduras por limpiar y por cocer y son tantas cosas……Vuelve a meter en el sobre sus títulos y suspira. La mejor forma de realización de una mujer es ser madre, habían dicho en el grupo maternal, pero Miriam aún tiene dudas.




[i] Pan untado con tomate

miércoles, 4 de abril de 2018

CONVOCATORIA JUEVERA PARA EL JUEVES 5 DE ABRIL, DESDE SU BLOG SINTIENDO LA PIEL LA AMIGA LUCIA NOS INVITA A ESCRIBIR SOBRE LA SEMANA SANTA.

Mi amigo Carol H. Prado es un nicaragüense que vive en Costa Rica, justo el mismo día que se nos invitaba a participar en esta convocatoria me envió esta reflexión. Yo como algunos ya sabéis soy nica de corazón y por ese espacio de tiempo en el que viví en Condega (Las Segovias), sera por eso que me ha hecho muchisima ilusión saber de la semana santa allá. Son las vivencias de un niño nicaragüense de los años de Somoza ¿1940 o 1950? no lo tengo muy claro, pero para mi ha sido un regalo que aprovechando esta convocatoria hoy quiero compartir.




REFLEXIÓN MEDIO HERETICA;
“ O tempora o mores “ En la tranquilidad casi bucólica de este sábado, antes en mi niñez y juventud llamado sábado de gloria, al recordar lo vivido en la llamada Semana Santa , brotó esa frase , Oh tiempos Oh costumbres,, tiempos en que estos días eran para nosotros cipotillos, de una atmósfera lúgubre casi de miedo más que de recogimiento,, no podíamos correr, porque el señor estaba enterrado, la tierra era sagrada, toda diversión, hasta reírse a carcajadas era casi pecado, escupir al suelo, era de los más graves, era escupir al señor, no podíamos nadar en alguna poza de los ríos cercanos, porque nos convertíamos en sirenas, ( nunca supe si habían sirenos posibles).
Los padre capuchinos, gringos altos y barbudos, vestidos de morado, nos parecían extraterrestres, misioneros ya que estábamos en tierras de misiones, ahhh las monjas de Maryknoll,, inolvidables,, El sermón de las siete palabras era como de un millar de palabras, todos las estatuas de santos y vírgenes, eran cubiertas con capuchas color morado, casi solo vestidos blancos y negros, y las mujeres y el obligado tapado en el pelo, encerrando sus rostros, con sus vestidos cerrados con mangas largas, cero escotes, la procesión del santo entierro era obligadamente de noche,, terror,, aquel ataúd con el cuerpo de Cristo balanceándose al compás de los vaivenes de los portadores, las candelas encendidas creando sombras que nos asustaban, hhh y la comida, prohibido comer carne, entonces a las sardinas y atunes enlatados casi por tres dias seguidos,, ahhh las marca Azteca picantes,, ahhh y no podía faltar luego el curbasa,, almíbar de dulce de rapadura, con mangos, jocotes , papaya, marañon,, y así a la misa de los cirios pascuales y después la misa de resurreccion,,, recibíamos con la alegría con que un preso recibe su libertad la semana de pascua,, ya podíamos correr, escupir, nadar, carcajearnos, y la VIDA otra vez era de luz y alegria,, Habíamos sobrevivido a otra Semana Santa,,

jueves, 22 de marzo de 2018

CONVOCATORIA JUEVERA PARA EL JUEVES 22 DE MARZO, CONVOCA LA AMIGA DOROTEA DESDE SU BLOG LAZOS Y RAICES

JUEGOS Y JUGUETES.


JULITA

Julita llegó de un país remoto para mí: Venezuela. Portadora de unos ojos azules donde parecía reflejarse todo aquel mar que había atravesado para llegar hasta mí y de unos rizos rebeldes y una nariz respingona.

Cuando le preguntaba por su largo viaje siempre acababa haciendo pucheros, yo presurosa la mecía aunque mi instinto maternal duraba poco y muchas veces prefería mis correrías en bicicleta por el pueblo.

Me imaginaba a Julita recorriendo el enorme crucero que la trajo a España, los vaivenes del océano y ella arrinconadita y en silencio en el camarote de mi tía. Y aún ahora puedo escuchar a mi tía tranquilizándola, secándole las lágrimas y haciéndole cosquillas hasta conseguir hacerla reír. Y huelo el mar en los rizos de Julita, y le pregunto por mis primos quienes corrían mil y una aventuras en Caracas, mientras yo paseaba por Membrilla con Julita en mis brazos mientras mis amigas me miraban con envidia.


Después de ella hubo algunas más, no tantas como las que suelen tener las niñas de ahora. Pero en las otras no podía oler el mar, ni me explicaban cosas de un país lejano. Yo solo tenía cuatro años cuando mi tía me trajo desde Venezuela a Julita, mi primera muñeca.

miércoles, 14 de marzo de 2018

CONVOCATORIA JUEVERA PARA EL JUEVES 15 DE MARZO. ESTA SEMANA ME SUMO A LA CONVOCATORIA DE RODEA BLASON.

EQUILIBRIO EMOCIONAL


No sé quién dijo que los polos opuestos se atraen, tampoco aún hoy logro comprender que me  llevo a aquel lugar. Yo, que como un día dijo Mara soy como una brújula sin rumbo, me encontré un día en un lugar difuso  en una  clase de meditación. Recuerdo que lo viví como un suplicio, en mi pose flor de loto parecía picarme hasta el alma. En ese día y en días sucesivos comprobé que ni la meditación ni el yoga eran lo mío, aunque lo que necesitaba para ser una persona más o menos equilibrada estaba lejos de mí.

A diferencia de mí Mara, a quien conocí justo en aquel lugar remoto, hacía tiempo que se había marcado un camino, su yo, su esencia era su trabajo. El equilibrio y el desequilibrio dándose un abrazo, porque a partir de ese día se fue forjando y con fuerza nuestra amistad.

Cinco años después allí estaba yo tan perdida como siempre, con mis crisis interiores, con mis histerias, dando bandazos de aquí para allá, una vida de búsqueda constante sin saber ni hacia donde ni hasta cuando, perdida en mi desequilibrio interior.

Mara en ese tiempo encontró pareja y llego a ser madre, mujer equilibrada como pocas, perfecta cuidadora de los suyos y de los demás. Vivía con su pareja e hija en una especie de comuna ocupada en clases tántricas y de meditación. Mara cuya forma de hablar y de caminar por la vida ya te cubría con un halo de tranquilidad, Mara que no parecía inmutarse ante nada era el alma que mantenía en equilibrio aquella pequeña comunidad.

A mí, bastante terrenal yo, no me costó mucho observar que en aquella comuna había muchos místicos que en su misticismo no le daban un palo al agua, entre estos iluminados se encontraba Enol el compañero de mi amiga. Durante días estuvimos las dos trabajando como posesas preparando unas jornadas de yoga tántrico (algo que a mí me sonaba a chino pero bueno) y llegaron los participantes y seguimos trabajando sin parar que hasta yo acababa agotada con lo movidita que soy…..

Cuando vi aparecer a Sol, pensé para mí: “Esta es una lagartona pero a lo asceta”, Mara en su inocencia no se lo vio venir y cuando vino ya lo tubo encima. Yo observaba a Mara aguantando mi rabia mientras ella como en un mantra iba diciendo:

-          -Yo mantengo mi equilibrio, estoy por encima de todo lo terrenal……

Y mientras Enol se pasaba los días probando las múltiples posturas del kamasutra con su nueva amante.

No podría decir como paso, por alguna extraña razón me encontraba abstraída intentando meditar, cuando Mara se levantó dejando ir un grito casi sobrehumano que no me dejo ni reaccionar:

-         - ¡Se acabó!

Y en un instante empezaron a volar todo tipo de cacharros, vamos que en menos de diez minutos en aquel lugar no quedo entero ni un plato ni un vaso, que los cristales de cada una de las ventanas quedaron convertidos en puro polvo trasparente.

Después sin escuchar palabras que abogaban por la tranquilidad y el equilibrio, como en una ráfaga de viento metió parte de su ropa en una mochila, cogió a su niña en brazos y mirándome con una sonrisa me pregunto dulcemente:

-          ¿Nos vamos?

Aún hoy, cinco años después de lo que los místicos llamaron “su locura” continua nuestra amistad, Mara continua siendo una mujer tranquila a quien le encanta mezclarse bastante a menudo en mi desequilibrio emocional.


miércoles, 7 de marzo de 2018

JUEVES 8 DE MARZO: MUJER

Y LOS RELATOS VAN LLEGANDO.........




















                        JANDRES


                                 TRACY
                                     PEPE
                               DOROTEA
                   JUAN L TRUJILLO

                               MONTSERRAT SALA

                      LUCIA ESCRIBANO


















MUJER DISCA SUPERCAPACITADA


Al principio creí que eran solo casos aislados, si sé que parece que estamos hechas de una pasta especial y todo eso, pero ¿tantas?. No, es que no logro entenderlo.

La mire a sus ojos tristes que iban más allá de una posible aceptación:

-       -  Es que el problema – me dijo – no es tener que vivir nuevas limitaciones con el SPP[i]. El problema es que nadie lo entiende, que mi marido espera de mí lo mismo, vamos que siga haciéndole la cena y que me cuide de todo el trabajo de casa. Luego están mis hermanos, que dicen que como yo no trabajo (tiene concedida la incapacidad absoluta) y ellos si, pues que tengo la obligación de cuidar de mis padres. Y yo es que no puedo más con los dolores y el cansancio…..

Son (somos) mujeres a quienes desde pequeñas nos mentalizaron de que nuestro trabajo, nuestro rendimiento tenía que ser superior al del resto de la población. Que si queríamos casarnos o tener unos hijos antes teníamos que demostrarlo a pulso. Algunas tuvieron que lidiar como mínimo con miradas desaprobadoras y en el sumun con los cuestionamientos de servicios sociales. Porque ¿Cómo una mujer incapaz de caminar bien o de no andar iba a poder cuidar de un hijo? Y así no es extraño que muchas aprendieran a ser las esposas y madres perfectas, a llegar más rápido y hacer más cosas que las llamadas “normales” para no defraudar a la suegra quien dudo de la elección de un hijo que entre tantas mujeres eligió una coja.

Y pienso en María y en Marta y en Sofía y en tantísimas que sufrieron maltrato, pero especialmente en Isabel quien estando tirada en el suelo entre el amasijo de su bitutor  y llena de golpes un policía le dijo sin compasión:

-       -  Señora, nosotros no podemos hacer nada y además algo le habrá hecho usted a su marido…..

Tampoco se borra de mi memoria aquella chiquita que arrastraba su cuerpo con anchas muletas en una pequeña comunidad de Las Segovias en Nicaragua. Debía  tener  poco más de veinte años y ya había parido seis hijos, trabajaba en el campo y en la casa para mantenerlos. Ella como algunas de las adolescentes con discapacidad que conocí en mis prácticas no sobrevivieron.

Y sigo aquí en nuestro primer mundo, donde las mujeres discapacitadas de mi generación han conseguido trabajar el doble en trabajos más o menos remunerados, donde han tenido hijos que han cuidado con mimo y maridos disca o no a quienes se han sometido. Las que hemos tenido más suerte solo hemos llegado a escuchar insinuaciones o frases más o menos dolientes:

-         -Ya ves si aunque eres coja me case contigo……(eso era algo que me repetía mi ex).

Pero algunas tuvimos el valor de separarnos a tiempo y trabajar y volver a estudiar y a buscar nuevos trabajos y a criar a nuestros hijos. Aunque nos doliera hasta el alma, debíamos mostrar siempre que éramos las mejores.

En el caso de los disca  a causa de la polio poco antes o después de los 50 aparece el SPP. Más limitaciones, uso de bastones, después bastones y silla, más tarde solo silla y nos adaptamos  pero a diferencia de la mayoría de ellos, en nosotras continúan las obligaciones. Y cuando no se puede cumplir con estas se empieza a dar un éxodo importante de maridos, así que el miedo a la soledad (maldita y jodida soledad) lleva a seguir haciendo aunque no se pueda, a tener la cena preparada, a cuidar de padres y nietos aún y con un certificado de gran invalidez[ii].

La sensación de incomprensión de las personas afectadas por el SPP y otras neurodegenerativas es mucho más mayor en las mujeres que en los hombres, esta incomprensión se da, sobre todo, en el seno de la propia familia. Lo vergonzoso del caso, es que aún haya muchos maridos que esperen y exijan que una mujer sin fuerza, con múltiples dolores y arrastrándose a duras penas entre bastones y silla de ruedas continúen cuidándolos a ellos.






[i] Sindrome Post Polio
[ii] Tener la gran invalidez significa cobrar el 150% esto es así porque se supone que la persona afectada por una gran invalidez necesita pagar a una profesional para que la ayude en actividades básicas de la vida diaria.