miércoles, 23 de diciembre de 2015

PARA EDUARDO



Desde que recuerdo siempre he sentido, que la Navidad es el día de los vacíos, el día en que se mezclan las lágrimas de alegría siguiendo la ilusión de los más pequeños, junto a las lágrimas que surgen en un instante recordando a aquellos que ya no están. Es esta una sensación que con el transcurso de los años se acrecienta y esta mezcla de felicidad y tristeza me envuelve cual remolino ¿te sucedía algo similar a ti, amigo de letras?.

Un día supe de tu marcha, de que tus escritos viajan ahora a través de tu cielo, y que des de tu mirada tierna ojeas des de la distancia los escritos de Los jueveros.  Conocí  algunas de tus CARTAS QUE NO FUERON ENVIADAS, durante un breve espacio en el tiempo, soy nueva en estos lares ¿sabes? Y aun a muchos de los que forman este delicioso grupo los estoy conociendo. Hoy vuelvo a recorrer tus escritos y a maravillarme de la sabiduría y la ternura   que resuman cada una de tus palabras. Al principio de estar en el grupo no era consciente, me sumergía en cada uno de los relatos alucinada. Ahora mirando des de la distancia, empiezo a comprender la fortaleza de tus frases y a la vez aquella brisa suave que las envolvía.

De ti amigo Eduardo, tengo tu imagen tranquila, tu mirada limpia, tu rostro dulce. Tus palabras que me llegan a lo más profundo del alma. Un pude conocerte mucho en el tiempo, ahora intento conocerte des de la distancia. Tu gran legado está en Monica, tu hija, a quien supiste trasmitirle tu gran amor por las letras, sensibilidad, ternura…..no dudo que fuiste un excelente padre.


Me imagino en estas fechas el profundo vacío de la que fue tu casa, pero también te imagino a ti, des de tu cielo, mirando las risas de los pequeños, e inventándote mil historias. Lágrimas de alegría mezcladas con las lágrimas que tu ausencia provoca en los tuyos y en muchos de nosotros. La vida continua, pero por suerte tu esencia continua en el corazón de todos los que te amaron. Vuela libre y sonríe, des de tu cielo….

7 comentarios:

  1. Creo que has hecho una buena descripción de Eduardo. Pienso que has sabido captar los rasgos esenciales de su persona, señal de que sus escritos llegaban y eran transparentes.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Eso es lo más bonito, siempre quedarán sus escritos y es como si parte de Eduardo nunca hubiera desaparecido.
    Bonitas las palabras q ue le has dedicado.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Y estará, seguro, aplaudiendo tus letras que tan lindo lo describen.
    Un abrazo. Feliz Navidad

    ResponderEliminar
  4. Un saludo, compi. Muchas veces pasaste por mi casa y he pasado a traerte un café.

    ResponderEliminar
  5. Es fantástico que sin conocer a una persona, se la llegue a conocer y a apreciar tanto por sus escritos. Le has dedicado unas bellas palabras que seguro que le llenan de alegría.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Precioso recordatorio y homenaje. Me emocioné leyéndote. Gracias por tus bellas letras para nuestro compañero.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  7. Sin conocerle apenas has llegado a captar la esencia que trasmitía a traves de esas cartas que escribía cada semana.
    Emocionantes tus palabras Inma. Sin duda que le echaremos de menos.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar