jueves, 21 de enero de 2016

PALABRAS DE SINDEL contando semanas 3 de 52

HÉROES


Héroe de la mañana, que desperezas tus sueños entre mantas viejas y cartones,
Héroe que madrugas ante el trajín de la gente que continúa su vida sin importarle la tuya
Héroe que a veces perezoso te mantienes estirado en el banco que te dio cobijo
Para no ver, no escuchar, no sentir las punzadas de las miradas fijas que te ignoran
Tu vida antes similar a la de aquellos que o te juzgan o te ignoran
Es aquella vida que ahora intentas olvidar, vida de esfuerzo no reconocido, de desencanto
Héroe que obres los ojos sin esperar casi nada, solo el frescor en tu cara y la luz del día
Héroe que lucha por momentos para un poco de comida
Héroe que no tienes nada pero que tienes todo a la vez dentro de un corazón enorme
Héroe que no importa pero esta aquí removiendo conciencias y recordando que por mucho que subamos siempre podemos caer.
Héroe incomodo símbolo del egoísmo humano que permite viviendas sin vida y vidas sin cobijo.
Héroe que espera la suerte de encontrar un lugar caliente donde pasar la noche.
Héroe porque luchas y sobrevives, héroe a quien no robaran su más preciado tesoro: la dignidad.
La dignidad humana solo la perdemos aquellos que estamos permitiendo que tu vivas así.


11 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho Molí del Canyer.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Como una oda a la triste realidad del menos agraciado en la vida. Son los verdaderos héroes que pelean por no morir de hambre, y subsistir el caos de este planeta y su sociedad.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Tremendo! Me ha conmovido tu texto, es duro y real.
    Un héroe que sigue honrando la vida.
    Muchas gracias por participar.
    Beso enorme.

    ResponderEliminar
  4. Triste realidad de la que ninguno estamos libres. Desde dentro o desde fuera, como tú dices, perdemos la dignidad cuando permitimos algo así.

    Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
  5. Un enfoque distinto. ¿has hablado alguna vez con alguno de ellos? Abrazos

    ResponderEliminar
  6. Letras duras como la realidad misma.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Ester, hace años me toco llevar a cabo un proyecto de comedor social (elaborar el proyecto, contratar educadores, hacer el seguimiento....) Un fin de semana pedi trabajar directamente en el comedor ya que el educador habia pedido fiesta. En aquel lugar aparte de venir a comer podian venir a ducharse, dejar la ropa para lavar y cambiarse de ropa. Estube sola con los sin techo que iban viniendo y te aseguro que pocas veces me cuidaron tan bien como lo hicieron ellos. A la hora de la comida todo fue correccion y solidaridad de los unos con los otros. Hablamos de muchas cosas pero nunca de su condicion, para ellos el comedor era su refugio, era el lugar donde por unas horas se sentian seguros. Para mi fue una experiencia muy expecial que nunca olvidare.

    ResponderEliminar
  8. Ester, hace años me toco llevar a cabo un proyecto de comedor social (elaborar el proyecto, contratar educadores, hacer el seguimiento....) Un fin de semana pedi trabajar directamente en el comedor ya que el educador habia pedido fiesta. En aquel lugar aparte de venir a comer podian venir a ducharse, dejar la ropa para lavar y cambiarse de ropa. Estube sola con los sin techo que iban viniendo y te aseguro que pocas veces me cuidaron tan bien como lo hicieron ellos. A la hora de la comida todo fue correccion y solidaridad de los unos con los otros. Hablamos de muchas cosas pero nunca de su condicion, para ellos el comedor era su refugio, era el lugar donde por unas horas se sentian seguros. Para mi fue una experiencia muy expecial que nunca olvidare.

    ResponderEliminar
  9. Hola Malí del Canyer, a través del blog de Lao he accedido al tuyo y me gustan tus publicaciones ¿me permites quedarme? Te invito a que visites el mío si te apetece.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Tremendo Moli. Es una oda a la miseria que vemos todos los dias. Los sin techos, los hijos de la nada. Me has tocado la fibra sensible
    Muy bello
    Un beso
    Isa

    ResponderEliminar
  11. Tremenda y real tu entrada...héroes sin medallas.
    Un beso

    ResponderEliminar