martes, 12 de enero de 2016

PALABRAS DE SINDEL: Contando semanas, semana 2 de 52

La vida es magia y nunca deja de sorprendernos, desencuentro es la palabra, pero este viene muchas veces determinado por las circunstancias de la vida, muchas veces la vida nos ofrece regalos en forma de encuentros. No se si mi historia tiene cabida pero es esta, después de un largo desencuentro, un feliz encuentro......

HISTORIA DE UNA FOTO


Coincidimos en la oscuridad del hospital, instantes de luz en la infancia. Yo tenia 9 años, Milagritos solo 7 pero la magia de una unión única surgió, amigas de secretos, de travesuras, de correrías nocturnas. Durante el día sobrevivíamos al dolor de la operación de las agujas, momentos en que coincidimos, un poco más recuperadas, por la noche empujábamos con la fuerza de nuestros cuerpecitos, aquellas camas, todo hierro y hacíamos girar las ruedas para unirlas y así poder dormir juntas explicando historias y riendo en silencio. Tenemos miles de anécdotas juntas, compartimos también castigos. Cerrábamos la boca ante las preguntas de Sor Carmen protegiéndonos la una a la otra.

Un día apareció un fotógrafo, cosa extraña en el Beata Maria Ana, e inmortalizamos nuestra infancia en aquel hospital. Después la vida nos separó, cada una a su vida intentando olvidar los días de horror vividos. Solo cuando intentas recuperar momentos de infancia aparecen las correría junto con la amiga del alma, casi tu hermana. Pasan los años y los recuerdos van y vienen, por casualidad un día me piden que participe en un programa de televisión, que hable de aquel horror que comparta fotos de aquella infancia vivida en una cama, unos instantes de mi imagen en aquel programa han sido suficientes para que ahora Milagros reconociera esta foto que ella también a conservado con el mismo cariño que yo. me ha estado buscando y hoy me ha encontrado, y yo a partir de hoy vuelvo a creer en los milagros.

7 comentarios:

  1. Qué hermosa historia de vida, me emocioné mucho leyendo tus palabras. Me encanta que te hayas sumado esta semana a mi propuesta, podes hacerlo cuando gustes, podes subir tu aporte hasta el viernes de la semana en que coloco la consigna.
    Un abrazo inmenso.

    ResponderEliminar
  2. Si la historia que cuentas es real, y creo que puede serlo, no sabes cuantísimo me alegro de vuestro encuentro. Disfrutarlo.

    ResponderEliminar
  3. parece real y yo me la creo, una historia tan bonita y tan entrañable que emociona, debió ser un reencuentro apoteósico, ahora ya no os volveréis a perder nunca mas, Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Qué historia más bonita. Da igual verdad o menos verdad Es el fondo que tiene, la ingenuidad y el venirse arriba en la infancia, cuando todo está por venir... y cuando nos hacemos mayores, todo está por regresar.

    Un besazo enorme y que encuentros así siempre merezcan la pena.

    ResponderEliminar
  5. Ufff Moli que belleza de relato/historia. Me has tocado la fibra sensible.
    Me has emocionado chica. Bello reencuentro despues de tantos años.
    Buenas noches. Besos
    Isa

    ResponderEliminar
  6. Creo que más que un desencuentro nos hablas de un maravilloso reencuentro, creo que la empatía y la amistad nunca dió lugar a un desencuentro aunque la vida os llevara por diferentes derroteros. Tu amiga estaba en tí y tú estabas en tu amiga. Celebro que la vida os haya vuelto a poner en contacto.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Sea real o no, lo cierto es que es una bella historia llena de encuentros más que desencuentros y gracias a ello con un final feliz. Me gusto pasar por tu casa, si no te importa me quedo por aquí.
    Un beso

    ResponderEliminar