miércoles, 12 de octubre de 2016

CONVOCATORIA JUEVERA, ESTE JUEVES 13 DE OCTUBRE: EN BUSCA DE LA FELICIDAD.

NOS CONVOCA LA AMIGA DIVA DE NOCHE DESDE SU BLOG DIVAGACIONES NOCTURNAS

LA FELICIDAD EN UN VASO DE AGUA




Un instante cogido al azar, porque en el fondo la felicidad es eso; lo simple, los momentos mágicos se basan en pequeñas cosas y es ahí donde vive agazapada la felicidad.

Víctor languidece tras unas horas intensas de trabajo, su premio está ahí, en la sutil transparencia de un vaso de agua. Cada día, el mismo instante de felicidad, el chico que bebe un vaso de agua mirando hacia el sol que poco a poco se va filtrando tras el bosque. En esa pequeña ausencia esta su felicidad, en el agua que resbala cuello abajo, mirada perdida que camina hacia otro lugar, más tenebroso o más feliz, pero mirando a Víctor se que su felicidad está allí en el paisaje agreste en el cual los humanos civilizados no podemos ni imaginarnos la vida.



Víctor maltratado, ultrajado y despreciado por aquellos que se dicen de su misma especie. Víctor abandonado a su suerte cuando apenas sabe caminar, menos aún subsistir, en lo más profundo de los bosques de l’Aveyron. Víctor que aprende a subsistir entre animales, y a luchar por sobrevivir día a día, instantes en el tiempo.


El agua corre cristalina por el riachuelo hacia abajo, el niño se acerca arrastrándose y se remoja todo el para curar sus heridas. Momentos de paz, cuando pone sus manos como cuencos y bebe con fluidez del líquido elemento. Algo que no tiene nombre ¿para qué? En su mundo nada se nombra, solo los sonidos guturales aprendidos en su contacto total con la naturaleza tiene algún sentido para él. Su instante cogido al azar, está allí,  escuchando el fluir tenue del riachuelo.



Siento el dolor de sus pies que intentan liberarse de sus primeros zapatos, la felicidad está ahí, en unos pies descalzos capaces de sentir cada pequeña piedra, pero sobre todo el fluir ligero del agua.





En contraposición al agua está el fuego, Víctor lo mira, lo huele, lo toca y siente el dolor, lo arrastro hasta la fuente, solo allí, ante el sonido del agua el chico es capaz de apaciguarse.


La felicidad está en un vaso de agua, premio justo a un trabajo educativo intenso, si la felicidad de Víctor está ahí ¿Qué hago yo intentando educarlo?




* Relato inspirado por la historia real de VICTOR DE L'AVEYRON

* Imagenes del film L'ENFANT SAUVATGE DE FRANÇOIS TRUFFAUT

16 comentarios:

  1. Hay gente tan estupida que piensa que puede ser feliz, teniendo todo lo que se le antoja.
    Cuando un solo sorbo de agua, puede ser el premio necesario para la felicidad.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. No hace falta recurrir a Víctor, ¿habrá felicidad myor que beberte un vaso de agua cuando tienes sed?

    ResponderEliminar
  3. No hace falta recurrir a Víctor, ¿habrá felicidad myor que beberte un vaso de agua cuando tienes sed?

    ResponderEliminar
  4. La felicidad está en las pequeñas grandes cosas, no es necesario ir muy lejos para sentir que en un instante puedes ser muy feliz.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Allí está, en las pequeñas cosas, en esas que cada quien aprecia y ama de forma tan diferente. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  6. El ego y la vanidad son tan poderosas que impide al ser humano ser feliz. Vivir cada instante con gratitud, entrega y mente abierta a las cosas más simples en la vida.
    Beso

    ResponderEliminar
  7. El ego y la vanidad son tan poderosas que impide al ser humano ser feliz. Vivir cada instante con gratitud, entrega y mente abierta a las cosas más simples en la vida.
    Beso

    ResponderEliminar
  8. Siempre nos intentan domar nuestro lado más primitivo. Tal vez, seguro, el más auténtico.

    Besos enormes.

    ResponderEliminar
  9. La felicidad es la suma de las pequeñas cosas que nos proporcionan bienestar y satisfacción. Como un vaso de agua en el momento preciso.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Que gran relato amiga...nos muestra tan claramente lo subjetiva que s esa palabra felicidad...Que manìa tenemos las personas de civilizarnos mas y mas cuando la verdad en vez de evolucionar, estamos involucionando..besosss..gracias por participar en mi convocatoria

    ResponderEliminar
  11. Que gran relato, fuerte texto que me emociono y de que pensar en lo estupidos y falta de corazón que podemos ser los humanos

    ResponderEliminar
  12. No sabemos muchas veces a preciar las cosas que nos regala la vida , como es el agua , ese liquido que sin él no existiríamos , un vaso de agua puede ser la felicidad de muchas personas . Muy bonito relato ... un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Fascinante tu visión de esa fusión de Victor con el agua. Algo tan sencillo y tan mágico. Me encantaría leer ese libro.
    Eres genial. Siempre me atrapas. :)
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  14. Una historia realmente fantástica. Victor allá en su mundo era feliz, y ahora civilizado con más cosas si se quiere llamar así es más infeliz. Realmente, la vida está llena de incógnitas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Me parece difícil llevar el tono del relato tan acorde con el mundo de Víctor y creo que lo has hecho muy bien, mostrando esa realidad de una criatura educada en la naturaleza.
    Como bien preguntas ¿hace falta educarlo?
    Creo que sí, como el debería educarnos a los demás.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Te recomiendo mi entrada de hoy Martes 18.
    Un beso.

    ResponderEliminar