lunes, 31 de octubre de 2016

CRIATURAS DE LA NOCHE 2016  HALLOBLOGWEEN, CONVOCA LA AMIGA CHARO DESDE SU BLOG ¿QUIERES QUE TE CUENTE?




EL HUMEDAL

-       -   No tengas miedo – escuchaba cada madrugada desde la puerta la voz de su madre- la luz de la ventana te acompañara todo el camino……

No era cierto, a las cuatro de la madrugada aún estaba el bosque oscuro y mucho más si se ha iniciado el crudo invierno.

Cada día sin excepción desde que cumplió los trece años, Pepa caminaba hacia la fábrica de las sacas que estaba situada al otro lado del pueblo. No tendria miedo, si no fuera por la zona pantanosa del humedal.

Pepa cerraba sus ojos y corría una vez vislumbraba La Draga[i] aun con el riesgo de caer en una zona encharcada y peligrosa. Sabía que estaban allí, escuchaba cada respiración, cada silbido en su oído, como tocaban su rostro con aquel aire helado y sepulcral. Pero ella volaba tapándose los oídos, no quería oírlos no fuera caso que lograran convencerla, si abría los ojos y los veía podría ser el final.

Y así iban pasando los días, cuando se es joven, las horas en la fábrica pasanban volando, la angustia comenzaba hacia las cinco de la tarde, media hora antes de iniciar el regreso hacia su casa. Por suerte, muchas tardes su padre la esperaba y regresaban juntos.

-        -  Ya lo sabes, no se te ocurra abrir los ojos – siempre la misma frase, siempre la misma recomendación…..

Pepa tiene veinte años y pocas posibilidades para casarse viviendo al otro lado de La Draga, pocas familias permanecen en un lugar tan terrible. El único hombre al que amó murió en aquella guerra del 36, como otros muchos en el pueblo, pocos hombres quedan en edad de casarse, así que no le queda otra que ir a trabajar a las sacas toda su vida.

Con la experiencia que le daban los años, pudo tener más cuidado, pero no lo tubo y cayo, se sintió de golpe con agua hasta la cintura, dentro del lodazal. Con los ojos cerrados, sintiendo el frio y la oscuridad de sus ojos cerrados. Se sentia cansada y dolorida, sentia que no tenía mucho sentido su vida, en un instante perdió el miedo, abrió los ojos y los vio.


Cientos de lucecitas danzan a lo largo del humedal, las hay de todos los colores: rojas, verdes, azules, amarillas…..van cantando una canción mágica que te invita a soñar despierta. Acarician tu rostro y calientan tu cuerpo con palabras de amor. Y allí está el, su chico, su único amor, lentamente la arrastra y la deja en la orilla, la cobija con su cuerpo amándola hasta que sale el sol.



En abril de 1940, una chica se perdió en La Draga, dicen que murió ahogada pero su cuerpo nunca apareció. Era este un lugar donde los Fuegos Fatuos se movían a su antojo, un lugar de miedo y de terror.

De los Fuegos Fatuos hay quien dice que son las almas perdidas que están penando por siempre entre humedales, otros dicen que son las almas que nos acompañan a la hora de morir a encontrar nuestro camino. Yo una enamorada de todos estos seres mágicos, prefiero creer la ultima versión.





[i] Zona pantanosa (en la que actualmente hay un parque precioso) situada en la zona norte del lago de Banyoles.

9 comentarios:

  1. Me gustó como planteaste esta historia. Y me gusta más la segunda interpretación de esto seres.
    A eso se le llama psicopompos. Y parece que es el caso de Peter Pan.
    Bien contado.

    ResponderEliminar
  2. Un buen relato de suspenso y con una historia original. Yo también prefiero quedarme con la segunda teoría.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado mucho esta historia centrada en ese escenario tan tétrico, el humedal, solo iluminado por los Fuegos Fatuos. Siendo científica, seguro que me convencería más alguna de las explicaciones que se han dado sobre la aparición de esa especie de llamaradas. Sin embargo, he de decir que me encanta ese significado metafórico de que bien pudieran ser las almas que acompañan a los difuntos para no perderse en el camino.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Una trágica historia aunque no sin su punto de belleza en la descripción de esas lucecitas que bailan en el humedal. La pobre Pepa al fin tuvo un amor a pesar de que fuera en el momento de la muerte, pero tal vez la acompañe en el otro mundo.
    Muchas gracias por participar.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado tu relato y al igual que Demiurgo y Sindel me quedo con la segunda interpretación.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. De muerte, amiga. Logras un ambiente turbio y estancado en esta historia, tanto como la vida de su protagonista.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Muy bonita historia , y muy bien relatada aunque el ambiente sea tétrico pero así son las historias de terror ..un fuerte saludo feliz noche.

    ResponderEliminar
  8. Horripilante relato, muy bien ambientado en el terror. También yo me inclino por la segunda versión. Me ha horro-fascinado tu relato.
    Beso

    ResponderEliminar
  9. Estupendo relato, que a pesar de su terror intrínseco, esta dotado de cierta ternura.
    Me encantó.
    Un beso.

    ResponderEliminar