miércoles, 2 de noviembre de 2016

ESTE JUEVES 3 DE NOVIEMBRE NOS CONVOCA EL AMIGO ALFREDO DESDE SU BLOG LA PLAZA DEL DIAMANTE SU PROPUESTA ES LIBRE COMO EL VIENTO, ESO SI TIENE QUE CONTENER SIETE PALABRAS MÁGICAS, QUE CONTIENE MI RELATO.......

PALMIRA


                     

Aun veo tu imagen en el andén de la vieja estación de Córdoba, recuerdo verte junto a Aurora tu hermana mayor ESPERANDO ilusionadas aquel expreso procedente de Barcelona, en el que yo tu ahijada ya mayor llegaba con mi hijo a pasar unos días. Y me quedo por siempre la misma imagen pero al revés, tú y Aurora agitando la mano como modo de despedida, poco podía imaginar yo que esa imagen perduraría por siempre en mi retina, fue el último día que os vi a las dos.





Con la distancia que da el devenir de los años, te imagino LEVANTÁNDOME en tus brazos y yo sintiendo casi la misma seguridad que sentía en los de mi madre.  Tu que a pesar de tu genio y tu carácter fuiste mi madrina adorada. Palmira fue tu nombre, pero con este tu nombre yo nunca te conocí.

Me veo años más tarde, cuando yo insistente lograba quedarme a DORMIR contigo en la casa de la calle Troya, la noche silenciosa y las dos rezando el rosario, era esta una cuestión insalvable entre el abuelo y tú. Tu padre ateo hasta la médula, tú que si no hubiese sido por su negativa hubieras ingresado como monja en el colegio de La Piedad.  Esa como muchas otras historias familiares, eran cuestiones de las que no se podían hablar y menos con una niña.

Y ahora pienso en tus muñecas heredadas de mis primas, aquellas envidiadas por mí y que reposaban en tu cama, sobre todo recuerdo La vestidita de azul. Y como tú, costurera primorosa eras capaz de dotar de una nueva vida a aquellas muñecas descuidadas que caían en tus manos y que ante mis ojos eran mucho más preciosas que cualquier muñeca nueva. ¿Eran en tus SUEÑOS aquellas hijas que nunca tuviste, en unos años donde ser madre soltera era el pecado más grande que una mujer podía cometer?

ANDABA  siguiendo el tren en la estación de Francia de Barcelona, había visto tu rostro sonriente tras la ventanilla, cuando me besabas sentía tu voz y me llenaba de nostalgia, el sur……eras una bocanada de aire fresco  que llegaba de mi amada Córdoba, las anécdotas que explicabas, tu acento cordobés tan arraigado en ti…..toda tu eras Córdoba, el sur era presente a través de ti.

Recuerdo aquel verano difícil de mi adolescencia, cuando mi madre me envió a la casa de Sánchez Peña junto a ti, tu alegría latente en cada instante, la forma en que sabias acogerme en tu casa, compartiendo conmigo cada rincón. Cuando COMIAMOS aquel salmorejo delicioso o tu pollo en pepitoria (nunca deguste uno más rico que aquel). La horchata de almendras que me hacías ir a buscar a Claudio Marcelo, allí donde el Rubio, es uno de esos gustos irrepetibles que quedaron por siempre impregnados en mí.

Y hoy pienso en aquellas últimas conversaciones telefónicas, en las que a cada momento había de recordarte quien era yo. La sombre del ALZHEIMER insidiosamente se iba infiltrando en tu vida, y tu sola en aquella casa de Fray Albino vivías en el limbo del olvido.

Palmira fue tu nombre, no el que mis primas y yo conocíamos, una parte de aquella historia escondida que un día vislumbraste para mí. Palmira fue tu nombre hasta que cumpliste los 12 años después aquella guerra lo cambio todo hasta aquel nombre que como todo lo que fue importante en tu vida se borró de tu memoria así sin más. Estés donde estés, sabes que yo no te olvido porque eres parte de mi historia, una parte imprescindible en mí.



* Mi madrina fue una de las personas más importantes en mi infancia y en gran parte de mi vida, como sabeis me encanta compartir instantes congelados en imágenes.......


PALMIRA NACIÓ A PRINCIPIOS DE 1924

LA SEGUNDA DESPUÉS DE AURORA

CASI UN AÑO Y MEDIO DESPUÉS NACIÓ FLOREAL

TAN GUAPA COMO TODAS LAS HERMANAS

NUNCA SE CASO
Y AUNQUE NO NACIÓ EN CÓRDOBA ERA UNA AUTENTICA CORDOBESA
IMPRESCINDIBLE EN CUALQUIER CELEBRACIÓN FAMILIAR......

SUSTITUYENDO A MI MADRE........

1994 EL VERANO QUE ME DESPEDÍ DE ELLA EN LA ESTACIÓN.......











13 comentarios:

  1. Para tí el sur a través de Palmira y para nosotros tu Palmira a través de ti. Un emotivo relato que da en el corazón de los que nos gusta conocer historias y personas que formaron parte de los amigos y asi los conocemos mucho mejor.
    Me encanta ver fotos. Estas son encantadoras. (por qué el camibo de nombre de Palmira, algo me perdí, perdón....)

    un fuerte abrazo, Inma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Casss durante la dictadura franquista se prohibieron aquellos nombres no recogidos en el santoral, mis abuelos se vieron obligados a cambiar el nombre a cinco de sus hijos(la mayoria nombres de flor) por ese motivo. El caso de Palmira fue ese.

      Eliminar
    2. He leído mucho y visto series y películas sobre ese triste periodo de vuestra historia. Supose algo así e hice la pregunta en google rapidito y no encontré nada, por eso pensé en que decirtelo sería más efectivo. Gracias y besos

      Eliminar
  2. !!! Que triste época, en la que hasta los nombres de las personas, eran objeto de censura !!!
    Menos mal que, al menos, no fueron capaces de censurar los afectos de las personas bien nacidas, como queda bien patente en tu entrada.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Siempre consigues emocionarme con tus verídicos reatos que siempre impregnas de cariño y sensibilidad.
    Palmira desde donde esté,seguirá cuidando tus pasos por donde quiera que vayas.
    Y tu Córdoba... que es también la mía y el amor con que recuerdas todos los lugares en los que fuiste feliz.
    Un besazo enorme, paisana.

    ResponderEliminar
  4. Hala Molí; otra narración de las que acostumbras a regalarnos,tan bién aderezaadas con su fotos y todo. Un placer leerte, amiga. besos.

    ResponderEliminar
  5. Una relato hermoso, lleno de añoranzas, de personas amadas he inolvidables de tu infancia, con imagenes preciosas.
    Beso

    ResponderEliminar
  6. Buenas tardes Molí precioso relato y conmovedor lleno de sentimientos y mucha nostalgia , es bonito leer y ver en tus letras todo el amor que procesaste a tú madrina , y lo mucho que significo para ti , ENTRAÑABLE un abrazo muy fuerte .

    ResponderEliminar
  7. Qué bonito recuerdo y qué bien lo has plasmado. Veo a Palmira como una de esas personas las que la vida regaló poco, pero que siempre mantuvo un corazón enorme.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Inma, me emociona tu relato con escenas tan parecidas a las que han ocurrido en mi vida. Ya sabes que me encantan los recuerdos y esas fotos son una maravilla.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Aquellas personas tan entrañables que han formado una parte importante de nuestras vidas, siempre son fuente de inspiración, como tu madrina, tan especial para ti. Se nota el cariño que has puesto en tu relato.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Entrañable relato. Muy bien contado. Percibes la sensibilidad de los recuerdos y la transcendencia de las personas. Muchas gracias por participar. Besos

    ResponderEliminar
  11. Buenas tardes Moli Que bello relato, tu sensibilidad no me dijo insensible.
    Un beso preciosa
    Isa

    ResponderEliminar