lunes, 19 de diciembre de 2016

PALABRAS DE SINDEL CONTANDO SEMANAS, SEMANA 51 DE 52

NO SE OLVIDA



No se olvida, pequeño indio, yo no puedo olvidar aquel 25 de octubre. Tenía que estar acostumbrada, pero no, de nuevo surgía el milagro de la vida. Tu primo había nacido dos años antes que tú, no eras mi primer nieto pero cuando te vi sentí tantas cosas bellas.



No se olvida, aquella noche de espera en el hospital y el perderme después en la inmensidad de tus ojos negros, realmente eras como un pequeño siux, cabello negro, ojos negros, piel morena.


No se olvida, el primer verano que pasamos junto a LLuc en aquella playa de l’Escala, tenías poco más de dos años y preferiste separarte de tu madre y dejar de ir a la guardería. En aquel verano, reconozco lo poco que te conocía, me dejabas descolocada con tus ataques de genio, con tus continuos noes y con esa forma rápida que tienes para olvidar las broncas y los castigos. El rencor es una cosa desconocida para ti y en aquellos días de verano me lo demostraste.



No se olvida, el día en que nació tu hermana Ona, esperar a que despertaras para ver tu cara de ilusión y de miedo y como me hiciste salir corriendo en aquel coche, para mi desconocido, de aquel garaje con rampa inmensa. Recuerdo tu carita de felicidad, subido en la cama de tu madre y como compartías con ella su comida, con lo tiquis miquis que eras para comer. Tampoco puedo olvidad aquellos días en los que los dos juntos paseábamos por el parque cercano al hospital y la chispa mágica que nos unía.




No se olvida, la madurez y comprensión con que aceptaste la separación de tus padres y como a pesar de tus peleas constantes con tu hermana te peleabas con cualquiera que gozara hacerla enfadar.
No se olvida, los veranos que pasábamos juntos mientras tu madre marchaba a trabajar, ni las navidades y el gran vacío que quedaba en casa cuando tú y Ona marchabais.



Siempre te dije que eras especial, tu mi pequeño indio, guerrero continuo a quien cuesta encontrar su lugar en un mundo que no acepta al que es diferente. Siempre pensé en aquella belleza interior que resurge de tu cual ave Fenix, cuando de golpe el niño que muestra toda su dureza abre su corazón con un nivel de empatía casi desconocida.


No quiero que olvides, que la mayoría de las personas que hicieron cosas grandes, fueron también niños difíciles, que en el momento que eres capaz de pararte y de escuchar demuestras que hay todo un mundo único y magnifico en tu interior, que aun te cueste hacer un trabajo de introspección no quiere decir que no lo haya si no que aun te queda mucho tiempo para descubrirlo.



Este año Unai, uno de mis regalos de Navidad es este escrito, con el quiero decirte, que estoy muy orgullosa de ti por todas las cosas que estas consiguiendo últimamente. Que te quiero y te acepto así tal y como eres, con tus ataques de genio en los que todo parece volar y con esa falta de rencor que muestras en todo momento.


No se olvida, que un día 25 de octubre de hace 14 años pusieron en mis brazos a un pequeño de ojos oscuros, de pelo negro y de piel canela en el que yo descubrí a un pequeño indio.

                      




11 comentarios:

  1. Que bellos recuerdos Moli.. Por supuesto que no se olvidan
    Precioso y emocionante relato.
    Un beso preciosa. Felices fiestas
    Isa

    ResponderEliminar
  2. Es preciosos, no se puede querer mas a un nieto. Cuando lo lea, sea cuando sea se emocionará. No se pueden olvidar recuerdos tan entrañables. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Imposible olvidar el milagro de la vida en esos ojos negros que serán tu faro toda la vida. Hermoso y emotivo texto, preciosas fotografías! Gracias por sumarte esta semana.
    Te deseo una hermosa noche buena y muy feliz navidad.

    ResponderEliminar
  4. El amor más sincero es aquel que nos dan los pequeños enanos que tenemos junto a nosotros , los nietos son una bendición de Dios con ellos nos llegan otra vez las ganas de sonreír y de jugar , es como volver a ser otra vez niños , nos contagian su alegría y vitalidad.
    Precioso relato un abrazo y te deseo una Feliz Navidad .

    ResponderEliminar
  5. Como siempre tu relato respira bellas vivencias, emociones sentidas y vividos recuerdos.
    Los nietos suelen ser una de las pocas alegrías que se le dan al hombre/mujer cuando la vida tiene olor rincón y olvido.
    Seguro que tu relato será su mejor regalo de Navidad.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Unai: mira que tiens una abuela que te quiere un montón y debe de saber explicar muchas histórias. Me lo imagino perque hace unos reportages completísimos y de toda la família. Segro que debes difrutar mucho de su comàpañía.
    Quiérela que se lo merece. Un abrazo guapo!

    ResponderEliminar
  7. !Un perfecto no se olvida! Muy emotivo, tierno. Los nenes son increíbles, hermosos, lo dice tu entrada a la creación donde plasmastes todos tus sentimientos hacia el.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. ¡Qué bello Imma!!...Esos momentos jamás se olvidan ya pertenecen a nuestra piel, esa piel que nos cobija de la vida. Has logrado emocionar mi alma. Os deseo a ti y a los tuyos disfrutéis de estás entrañables fiestas, con todo mi cariño mis mejores deseos de paz, amor y felicidad.

    Besos y abrazos con mi amistad.

    ResponderEliminar
  9. Precioso tu No se olvida, hay tanto amor...que es imposible no emocionarse.
    Feliz Navidad para ti y los tuyos.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Es verdad que son momentos que nunca se olvidan.
    No quiero dejar de desearte Felices Navidades y que el nuevo año te venga lleno de cosas buenas.

    ResponderEliminar