jueves, 13 de julio de 2017

CONVOCATORIA JUEVERA, JUEVES 13 DE JUNIO, ESTA SEMANA NOS CONVOCA EL AMIGO ALFREDO DESDE SU BLOC LA PLAZA DEL DIAMANTE, LA PROPUESTA ES: ESTADOS DE CONSCIENCIA

DEMASIADOS PAJAROS EN LA CABEZA.



«Tranquilo, tengo en mis manos tus sueños de esta noche y te aseguro que son inspiradores y reconfortantes. ¡Por fin algo me distancia de la muerte!
Te cuento...»

Frente a mí el mar, miles de granos de arena se confunden con los pájaros que surgen de mi mente. Mi madre me había dicho esa frase una y mil veces:

-       -  Son solo pájaros en la cabeza y tú tienes demasiados……….

No sé a quién se le debió ocurrir esa idea tan absurda, ¡los sueños nunca son pájaros! Los sueños se van construyendo y crecen y se expanden…….puede que yo tuviera demasiados. Fue así como crecí viviendo en un mundo paralelo: el real era el de las metas imposibles, el otro, el que vivía en mi era mucho más fácil en el todo era posible.

Las palabras no tienen ningún sentido cuando los oídos que pueden escucharlas no quieren sentirlas, las palabras se interpretan con el corazón y con el alma y en mi real mundo de apariencias la mayoría de oídos estaban sordos. Solo en el momento, en que la magia de la grafía comenzó a surgir de mis manos las palabras comenzaron a tener vida. Para mí, mis cuadernos eran bellos, en ellos todo brillaba desde la palabra hasta el dibujo con que solía acompañar a la primera. Mis dibujos, irreales para ellos, surgían de mi país imaginario. Fue así como esa expresión se hizo común en toda mi familia:

-        - Tienes demasiados pájaros en la cabeza.

Un día soñé un mar azul, donde miles de estrellitas danzaban al compás de los rayos de un sol deslumbrante, soñé también como mis pies resbalaban por un sinfín de granitos multicolores. En mi mundo real no existía el mar ni nada que se asemejara. Mi arena de un marrón parduzco, se convertía en una cárcel insalvable en los días de lluvia. Pero si en mi mundo irreal existía el mar y la arena multicolor yo no podía ni dudar un instante de que así fuera, aunque fueran pájaros, este hecho circunstancial, permitía a mis sueños extender sus alas y volar a lugares remotos.

Con los años pude comprobar que mi realidad paralela no era tal y que el mundo puede ser mejor de lo que imaginas. Ahora creo, que si no hubiera vivido de una forma tan intensa la irrealidad no estaría ahora mismo degustando mis sueños. Hoy he estado observando uno a uno los granitos de arena y puedo asegurar que no hay ni uno solo igual, ni en color, ni en forma, ni en textura.


8 comentarios:

  1. Que bonito es soñar y tener sueños y por supuesto poder un día alcanzarlos y aunque no se alcancen mientras se sueña un@ es feliz .
    Precioso Molí .. te deseo una gran semana un besote .

    ResponderEliminar
  2. Tal vez los sueños se parezcan a los pájaros en que ambos tienen alas que hacen posible elevarse ya sea del suelo como de la realidad. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Genial relato me a encantado, lo encontre un texto con mucha fuerza y que irradia energía, que es la vida sin sueños por lograr

    ResponderEliminar
  4. Hola, Moli
    Me gusto lo introspectivo de tu relato.
    Es poderosa la mente, que lleva a experimentar situaciones y sentimientos a través de nuestros sueños despiertos. Un paseo por ese mundo mágico innovador, diferente a lo habitual.
    !Abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Es bueno tener una gran imaginación, aunque un poquito si que hay que tener los piés en la tierra porque sinó el susto puede ser enorme.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Es bueno tener sueños, que sean pájaros que pueden volar a lugares lejanos. Creo que a veces pueden ser pasajeros de medios que vencen distancias.
    Inspirado lo que escribiste.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Benditos pájaros que, en la cabeza, nos hacen soñar. Excelente texto. Gracias por tu participación. Besos

    ResponderEliminar
  8. Acertada comparación Moli.
    Besos.

    ResponderEliminar