miércoles, 3 de febrero de 2016

PALABRAS DE SINDEL   Contando semanas -semana 5 de 52    

QUIZAS





La primera vez que pudo verlo fue solo un instante, era un dragoncillo de la suerte todo blanco. Juan no tenía más de tres años y se asustó, y es que el bichito en si paso ante el como un suspiro ¿había sido un sueño? Quizás…. Lo volvió a ver en días sucesivos, fue cuando mama le explico que no le haría nada sino todo lo contrario era un pequeño dragón de la suerte.

-        -   Pero ¿crecerá? – pregunto Juan aun asustado,  imaginándose al dragón con el que San Jordi tuvo que luchar con una espada.

-         -  Quizás....- le respondió su madre- si no lo molestas y lo dejas vivir a su aire.

Entre idas y venidas del pequeño bicho fue pasando el verano y una vez llegado el otoño el dragoncillo desapareció. Juan no volvió a encontrarlo en su camino hasta el siguiente verano, había crecido un poquito y ya no era de color blanco sino gris. Ese año su madre le explico que no había de tener miedo que aquel dragón nunca sería tan grande como el de San Jordi. Que en años muy remotos si que los dragones eran inmensos y que lanzaban enormes bocanadas de fuego pero que ahora no.

-          - Y ¿Por qué ahora son tan pequeñitos los dragones?- pregunto Juan.

Su madre se encogió de hombros:

- Quizás fue una de aquellas brujas mágicas que hay en tus cuentos, la cual viendo el miedo que provoca un gran dragón con su fuego y fumaradas, decidió convertirlos en animales muchos más pequeños, para que así nadie pensara en matarlos como hizo San Jordi y para que no se extinguieran y pudieran ser conocidos por los niños como tu, quizás fue así como ocurrió….

Así quizás no era una palabra de lo que no se sabe sino más bien encamina todo lo mágico que puede suceder…..

-         -  Y ¿Por qué los dragones son mágicos? – pregunto el niño.

-      -     Porque en la casa donde habitan los dragones – respondió la madre- todo lo bueno es posible y nada malo puede suceder. Son mágicos porque nos protegen y velan por nosotros.

Cada verano sin faltar ninguno, el pequeño dragón aparecía y Juan se pasaba horas ensimismado en las noches, viéndolo estirar su larga lengua tras la ventana y dándose todo un atracón con los molestos mosquitos que no dejan dormir.

Un día vino la abuela a visitarlos y cuando vio al dragón se puso como fuera de si, cogió un palo bastante largo y fue en busca del dragón. Suerte tuvo Juan de pararla a tiempo.

-       -   ¿Por qué, querías matarlo yaya?

-      -     Porque estos bichos se meten en los armarios y se comen la ropa- respondió la abuela.

De poco servían las explicaciones del niño, el que llevaba años observando al pequeño animal sabia que se alimentaba de mosquitos, que era un animal necesario para que hubiera un cierto equilibrio y de que a la ropa ni se acercaba.

Al final la abuela removiendo la cabeza dejo ir como un suspiro:

-          - Si tú lo dices, quizás sea verdad…

Quizás ahora que ha cumplido 30 años, que pudo acabar con éxito sus estudios, que trabaja en algo que le agrada, que vive con la mujer que ama y que pronto será padre……quizás fue gracias al pequeño dragón que le acompaño en su más tierna infancia y a los sucesivos dragoncillos que habitaron en su casa, quizás fue por…….Lo que es seguro es que Juan nunca matara a un pequeño dragón, mira ni aunque fuera verdad eso de que se comen  la ropa.



CURIOSIDADES SOBRE LOS DRAGONES: 
- El nombre con el que se conocen las salamanquesas en Cataluña es el de DRAC (DRAGÓN)
- Es una especie muy común por toda la zona mediterránea.
- Se caracterizan por su aspecto rustico (casi prehistórico) no es extraño que ciertas leyendas expliquen que desciende del dragón.
- Suelen vivir entre las fisuras de paredes y rocas.
- Pueden medir hasta 16 cm y sus colores van del blanco (cuando son muy pequeños) hasta los tonos grises y negros. El color depende del hábitat donde se encuentren.
- Son animales nocturnos, en la noche es fácil verlos cerca de una luz cazando mosquitos, insectos estos de los que son grandes devoradores.
- Son los únicos reptiles que emiten chillidos agudos cuando se encuentran en peligro.

PORQUE EXPLICO TODO ESTO: 
- Porque son animales enigmáticos, capaces de despertar la fantasía en pequeños y grandes.
- Porque me encanta observarlos en verano mientras cazan.
- Porque han sido inspiradores de infinidad de cuentos para mis hijos.
- Porque siempre he tenido la gran suerte de tenerlos en mi casa. 




6 comentarios:

  1. Me encantó la historia, es tierna y deja muchas enseñanzas.
    Me encantan estos reptiles, siempre me llamaron la atención tanto estos, como las lagartijas y demás. Tuve mucho tiempo en mi casa un lagarto overo, era hembra le habíamos puesto de nombre Isis, la habíamos rescatado de una feria donde la vendían y la tenían muy mal. Formó parte de mi familia y aunque suene increíble son capaces de recibir y dar amor.
    Un gusto leerte.
    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  2. Bella historia y tierna a la vez.
    Saludos.
    Finita

    ResponderEliminar
  3. Una estupenda historia aunque, perdona, pero el bicho es feo de pistón, tal vez por ello la historia es más bonita.

    Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
  4. Una bella historia, echa cuento para alimentar la curiosidad de los niños.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. No sabia nada de esto: pero son tan feos que me repugnan. Se de toda maneras que comen cantidad de insectos. me pasa lo mismo con los murciélagos. No me atraen, casi me dan miedo, pero nunca los mataré. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Me gustó tu historia... y me gustan los dragones.

    Un beso.

    ResponderEliminar