Páginas

jueves, 21 de mayo de 2020

CONVOCATORIA JUEVERA PARA EL JUEVES 21 DE MAYO, ESTA SEMANA LA AMIGA MONICA DESDE SU BLOG NEOGEMINIS NOS INVITA A SUSPIRAR....

Esta entrada la escribí en febrero del 2018 como homenaje a mi madre.




SUSPIROS DEL SUR

Sus ausencias terminaban casi siempre son un suspiro, después intentando darse animo sacaba algún tema de conversación o me pedía que jugáramos al parchís,
o a la oca aunque útilmente sus preferencia estaban en el Memory. De alguna forma, aprendí a sustraerme junto a ella y sus recuerdos: el sur….¿que había en aquel lugar que nos tenía robados corazón y alma?

Todo parecía normal y de golpe era como si ella se marchara, sus ojos grises verdes infinitos se posaban en la inmensidad de la nada y en ese instante la estancia se llenaba de luz, de olor a jazmín, azahar y alhucemas, mientras que en mi paladar sentía el gusto dulce limón del merengue o de la canela reposando en el cabello de ángel de un Manolete.

Ella había elegido quedarse cerca de sus hijos y nietos, el precio fue renunciar a su sueño de regresar. Cambio los paseos por La Rivera por las caminatas junto a l’Estany, los cuarenta grados a la sombra por un clima más atemperado, aunque ella prefería el calor aquel que no te deja salir de casa hasta las ocho de la noche y hay días que ni eso….

Durante años, me acompañaron sus historias, recuerdos de sus juegos en la Plaza de las Cañas, los bombardeos que la empujaban hasta el refugio situado bajo su casa, las colas de racionamiento, las ferias, los patios rebosando flores, su puesto de fruta y verduras en el mercado de Sánchez Peña.

Su vida pasó como un suspiro, dejando un remolino de aires del sur a mí alrededor. Sé que mientras marchaba hizo una última parada en el sur y que la que era su antigua casa ese día se llenó de fragancias de jazmines, azahar, alhucemas y azafrán.

Como legado dejo en mi alma un gran anhelo por regresar al sur, y ahora soy yo quien suspira con añoranza y quien sueña cada día con regresar a Córdoba la sultana.

12 comentarios:

  1. Qué bonito¡ qué nostalgia de las vueltas que dá la vida...es increíble como jamás perdemos nuestras raices con ése punto melancólico de quién fue infinitamente feliz...
    Me ha encantado.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué bello!" Es como un recorrido por la sangre, como un latido del alma.
    Un beso enorme, Inma.

    ResponderEliminar
  3. Un bello homenaje a quien jamás dejó de soñar, pero tampoco de vivir. Seguro ella sabrá apreciarlo, esté donde esté. Un abrazo y muchas gracias por sumarte

    ResponderEliminar
  4. Córdoba y la Andalucía toda es siempre es un buen destino de llegada.Ese imán que nos atrae, esta hecho de aromas, de colores, de gracia y hermosura, de flores y belleza.
    Por cierto, acabo de recibir de Valdepeñas un paquete con "manoletes", "mantecaos de cuatro tetas" y "almendraos".
    !!!Me voy a poner como el Kiko.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Un relato de agradecimiento a esa persona que dejó su sueño de vivir en ese Sur por el amor de los suyos , algo precioso y generoso.
    Sin duda a veces debemos elegir..la vida nos pone pruebas de fuego ..
    Mil besos y una feliz semana.

    ResponderEliminar
  6. Qué bonito y que emocionante leer tu historia que sé real y me imagino llena de suspiros.
    Seguro que hizo su última parada por aquí y dejó su espíritu paseando por la Ribera y la Plaza de las cañas.
    ¡qué bonito Moli, qué bonito!

    ResponderEliminar
  7. Una preciosa entrada, qué dulzura y suavidad en la lectura. En el cielo de los bares, de charlas entre cervezas bien charladas, estará jugando a vivir.

    Un abrazo, sin suspiros.

    ResponderEliminar
  8. Me gustan estos suspiros de anhelo tuyos del sur, y es que andalucía es una preciosa tierra con gente encantadora, un precioso homenaje, dejando el legado anhelado de volver allí.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  9. Cuanta nostalgia tenemos de la tierra que nos vio nacer! Creo que es algo que nos sucede a todos (o casi) y la verdad es que no le encuentro respuesta.
    Muy emotivo el homenaje a tu madre, reconociendo su labor y cercanía con su familia, por encima de todas las cosas. Si señora.
    Bss.

    ResponderEliminar
  10. Aquí te espero, en Córdoba, que la nostalgia se sustituya por la felicidad del contacto real, de los verdaderos paseos y del la percepción de las fragancias de la tierra. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. ¿Qué tendrá el sur? ...pues ya lo has dicho tan bonito tú. Las raíces, esa tierra que llama, la sangre y el amor. Hermosas letras.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar