Páginas

jueves, 2 de junio de 2016

Este jueves la amiga MARIA JOSÉ MORENO nos invita a escribir desde su blog LUGAR DE ENCUENTRO, La carpeta que me toco en el encuentro juevero en Villafamés fue para mi un precioso reto.....

HISTORIAS QUE EMPRENDIERON LAS ESTRELLAS DE MAR.


 Una noche de agosto con lluvia de estrellas, lucecitas difusas llenan la bahía, las estrellas fugaces en contacto con el agua, van perdiendo su luz y se llenan de vida. Van palpando la arena del fondo y sus aguas, van errantes por siempre al final de las aguas. Solo alguna excepción rompe siempre la norma y la estrella más brillante no le regala al mar todo su resplandor. Fue así como Manuel zambulléndose en el agua, la cogió.


Una prohibición sagrada impide robar al mar sus tesoros mágicos, el chico no lo pensó pues estaba enamorado.


Estel suspira cada noche mirando la estrella que más brilla en el cielo, sabe que tiene un nombre pero no quiere conocerlo. A veces pasa horas imaginando una cara, otras noches ve el rostro de aquel chico pasando como un rayo. En las noches de lluvia acaricia sus rizos mojados, va pasando sus dedos e intenta estirarlos.



No tenia más de doce años y jugaba en la playa, pelo al viento y su cuerpo cubierto de arena. Justo en ese instante salto el chico de la barca, hacia días que no podía evitar el mirarlo, sentía una especie de nudo que le apretaba el estomago.

Ese día Manuel se sienta a su lado y abriendo su camisa le dice.
- Te he traído un regalo, es una estrella mágica de mar - continua el chico- veras que brilla en la oscuridad.

Y fue así como Estel se guardó aquel tesoro, en el pequeño desván de la casa de verano. Cada noche a escondidas subía la escalera, pasándose horas extasiada observando a la pequeña estrella de mar que en la noche brillaba.

Estel marchó para siempre del pueblo al final del verano, llevando escondida en su maleta a la estrella brillante. 

Años que pasan, otros países y otros mares, queda la estrella olvidada y la infancia de Estel en aquella playa por siempre enterrada.

Pero el mar no perdona la osadía de aquel que sus tesoros roba y la luz de una estrella se cobra robando otra luz....Yace el cuerpo sin vida del chico en la arena y persiguen su cuerpo anhelantes montones de estrellas. Roban luz a una vida estrellas de mar y resurge con fuerza su luz volviendo a brillar.


Estel transitó apacible viviendo su vida, no volviendo a pensar en la estrella perdida. Muchos años pasaron, su piel arrugada, la memoria perdida. Ojos llenos de luz persiguiendo una estrella que brilla. Y allí arriba, en el cielo, Manuel espera anhelante a la estrella perdida que aun vaga por el mundo errante.



17 comentarios:

  1. Trágico, la muerte y el paso del tiempo, y la vez poetico.
    Bien planteado.

    ResponderEliminar
  2. OHHH! que bonito, una tragedia preciosa. El romanticismo nunca morirá tu lo has descrito hoy. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Hola Molí: muy bien ilusrado tu tema y bien explicado. Ya me gustó la primera vez, cuando tu lo leiste, y mas ahora. Es un placer leerte, querida amiga.

    ResponderEliminar
  4. Las estrellas y el primer amor nunca se apagan del todo, ni cuando el mar las arrastra, ni cuando el tiempo las olvida.
    besos

    ResponderEliminar
  5. A pesar de tener un final poco feliz, la historia es preciosa, y nos deja con la ilusión de que el amor vive más allá de la muerte.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Bufff, qué decir. En vez del cielo, el mar. Ese objeto tan mágico que es la estrella... y el paso del tiempo... Vaya historia, sinceramente. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Un relato mágico, fascinante, con muy bella prosa y ambientación. Una estrella robada, la del primer amor que aunque pasen los años incansables, llegara el día en que ha de iluminar en toda su extensión al culminar en el cielo con su dador.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  8. Un relato mágico, fascinante, con muy bella prosa y ambientación. Una estrella robada, la del primer amor que aunque pasen los años incansables, llegara el día en que ha de iluminar en toda su extensión al culminar en el cielo con su dador.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  9. Muy tierna historia de amor inocente y fantasía. Me gustó mucho por su poesía y su mensaje.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  10. Me ha gustado aún más que cuando la leiste. Tiene un romanticismo nostálgico y trágico a la vez que enamora.
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. Has elegido el tema más bonito creo yo. A mí me evocaba un cuento y lo desestimé pero me alegra tanto que lo hayas tomado tú. Tiene ese halo místico, romántico y trágico pero la tragedia queda envuelta en la belleza de todo lo demás.

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  12. La magia de las estrellas que todos queremos alcanzar poniendo en peligro nuestra propia vida. Gracias por participar. Un beso

    ResponderEliminar
  13. Un cuento imaginativo, lleno de magia y luz. Me encantó oirlo y me ha encantado leerlo. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  14. A mi que soy de costa, me encantó tu cuento, especialmente, porque soy muy de estrellas y de mar, y de luna, arena, olas... jeje y la historia hermosa tiene un final extraño, porque es un final como la noche, que no es tan oscura porque hay estrellas en el cielo que emiten su luz, así es tu historia. A mi también me gustó mucho conocerte, eres una mujer fuerte y valiente. Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Es muy bonito. En directo me lo perdí, me pilló despistado, pero ahora he tenido el placer de disfrutar leyéndolo tranquilamente. Besos.

    ResponderEliminar
  16. Es un relato hermoso, emotivo, conmovedor.Lo disfruté allá,lo disfruto aquí. Qué lindo leerte Inma, luego de habernos visto cara a cara!!! besos

    ResponderEliminar
  17. Es un relato hermoso, emotivo, conmovedor.Lo disfruté allá,lo disfruto aquí. Qué lindo leerte Inma, luego de habernos visto cara a cara!!! besos

    ResponderEliminar